Luto en el humor político: murió Sábat

Dibujante de diario Clarín tenía 85 años de edad. Era temido por su tinta crítica y corrosiva, sobre todo con el poder político.

Dibujante de diario Clarín tenía 85 años de edad. Era temido por su tinta crítica y corrosiva, sobre todo con el poder político.

El caricaturista y artista plástico uruguayo-argentino Hermenegildo “Menchi” Sábat, reconocido por sus dibujos políticos y literarios, ha fallecido ayer, martes, a los 85 años de edad. El artista murió en la madrugada, mientras dormía, según ha informado el diario Clarín, medio donde forjó su trayectoria y carrera, desde 1973. Óleos, monocopias y técnicas mixtas con vertientes expresionistas, surrealistas y de abstracción forman parte de su catálogo, así como también los trabajos de ilustración sobre textos propios o de grandes escritores, entre ellos, Julio Cortázar, James Joyce y Jorge Luis Borges; y los grafitos y las acuarelas de sus dos pasiones musicales: el tango y el jazz. En estas últimas se observan las caricaturas del cantante argentino Carlos Gardel, el compositor Troilo, entre otros grandes personajes de la música del pueblo argentino.

Hermenegildo “Menchi” Sábat nació en Montevideo, Uruguay, en 1933; y en 1965, tras abandonar su puesto de secretario de redacción del diario uruguayo El País, se instaló en la ciudad de Buenos Aires. En Argentina, donde obtuvo la nacionalidad, empezó a colaborar en las prestigiosas revistas Primera Plana y Crisis, y también en el diario La Opinión. Años posteriores, en 1973, comenzó su carrera en el diario Clarín.

Durante décadas el dibujante puso color a la actualidad argentina a través de sus obras, una actividad que compaginó con otros campos del dibujo y el periodismo. En 2011, Hermenegildo Sábat fue reconocido con el premio “Homenaje de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano”. “Sábat recorrió en su natal Montevideo los más variados oficios periodísticos, para luego consagrarse en Buenos Aires al ejercicio del periodismo de opinión, a través de la caricatura política”, señaló en ese entonces la fundación periodística, presidida por el escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Su tarea crítica también generó polémica. En sus últimos años, Sábat protagonizó fuertes polémicas y conflictos con el poder kirchnerista (2003-2015), a costa de sus incendiarios dibujos de contenido político y social, sobre todo con la esposa del mandatario, Cristina Kirchner, quien fue retrata y criticada más de una vez en sus obras. No obstante, fueron más los halagos y aplausos que reunió a lo largo de su carrera. El año pasado, en septiembre del 2017, el Museo del Humor de Buenos Aires le homenajeó con una exposición de sus obras más destacadas, realizadas en el medio siglo que el autor llevaba viviendo en la capital argentina.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO