“Cuando se sanciona el delito, se educa en valores”

Carlos “Carlín” Tovar. Reconocido caricaturista acaba de publicar un volumen más de "Lo peor de Carlín", libro que recoge una selección de sus trabajos de humor político.

Carlos “Carlín” Tovar. Reconocido caricaturista acaba de publicar un volumen más de "Lo peor de Carlín", libro que recoge una selección de sus trabajos de humor político.

Lo hallamos en su departamento del quinto piso de un edificio en Miraflores. Sobre su escritorio no hay más que diarios del día y su computadora. No tiene más armas visibles. La municiones de caza están dentro de su cabeza, en su ingenio, para sintetizar en sus trazos el personaje o momento político. Carlos “Carlín” Tovar acaba publicar un volumen más de Lo peor de Carlín (Reservoir Books). Y sálvense quien pueda.

Hacer una antología de su trabajo, ¿qué supone, un panorama de la historia de los políticos de nuestro país?

Bueno, eso es lo que trato, porque es un poco difícil hacer un panorama completo, pero se trata de aportar un poco. Sí, yo aspiro a eso, que quede allí como hechos históricos.

¿Y ahora cómo le pinta el panorama?, tenemos los audios de la corrupción.

Sí, es verdad, pero se acaba de poner una pausa, por los menos Gustavo Gorriti acaba de anunciar una pausa en IDL. Me pregunto por qué, de repente porque en medio de los audios ha quedado en un segundo plano el tema de Lava Jato. Todo el mundo se ha olvidado de Lava Jato. Pero bien, se ha dicho que muy pronto van a liberar información desde Brasil.

Lava Jato como que se ha quedado en el sótano.

Sí, ojalá esa pausa sirva para volver la mirada a Lava Jato. Lava juez y Lava Jato debemos ir atendiendo alternadamente para que ninguno de los dos se quede olvidado.

 

PUEDES LEER: Laura Restrepo: “Tenemos una especie de jerarquía de la crueldad”

¿Seguir el ritmo de las corruptelas debe resultarle difícil.

Sí, suceden demasiadas cosas, hay más estrés. Pero no puedo quejarme porque hay material. Es peor cuando no ocurre nada, aunque en estos últimos años no ha faltado.

Por recurrentes, tiene personajes clásicos.

Es cierto, por eso el libro está dividido por capítulos. Uno de ellos está dedicado a lo peor de A.G. (Alan García), como también hay uno para la señora K (Keiko), premonitoriamente porque los audios de la “señora K” vinieron mucho después. También hay otro para P.P.K., que motu proprio se autodenominó así. Asimismo, por lo de Odebrecht O.H. (Ollanta Humala). Y por supuesto lo peor de T. (Toledo).

Así, lo peor de Carlín es también lo mejor de Carlín…

Depende de dónde lo mires, en qué lado del mostrador estás. Por un lado se ve bien y por el otro muy mal.

Lo peor es lo censurable.

Aspiro que esto sea lo peor para los políticos corruptos, aunque algunos, cínicos, podrían terminar riéndose.

Para dibujarlos supongo que tiene una mano acostumbrada…

Sí, pero también ese es un problema, porque van cambiando con el tiempo. Cambian sus hábitos y fisonomía. Antes García se teñía todo el pelo, ahora parcialmente, que si está más gordo, flaco, más viejo.

Anda por la zona de los políticos, ¿no ha tenido la tentación de sumarse al gremio? Además, es marxista, ¿no?

Sí, pero yo no puedo estar a ambos lados del mostrador. Si alguna vez pasó por mi cabeza, la descarté. Opté por la caricatura, que es lo mío. Además, no sirvo para líder.

¿Pesa carga subjetiva por el personaje que caricaturiza?

Trato de caricaturizarlo con objetividad, porque siempre busco basarme en hechos. Yo me baso de la información que viene de los medios de comunicación, lógicamente, de los más confiables. Me preocupo de que la información sobre los hechos sea objetiva, pero sobre esos hechos hay una interpretación, pues cada uno tiene una orientación política. Yo no invento cosas de la nada, pero sí las interpreto de acuerdo a mi posición política, que es de izquierda.

Y sin compasión…

No, no se puede tener compasión con los hechos políticos, con las acciones de los políticos que actúan mal. Como dijo Pablo Secada, con “la trilogía del mal” no se puede tener compasión. Esa trilogía está formada por Alan García, Luis Castañeda y Alex Kouri. Por lo menos hay uno que está preso, espero que se complete la trilogía.

¿El Perú realmente está enfermo de corrupción?

Mira, en realidad, hay mucha podredumbre, pero a lo que estamos viviendo debemos sacarle lo positivo. Creo que debemos valorar, aunque el caricaturista no lo puede hacer porque yo siempre critico, porque la labor del caricaturista es criticar, no elogiar a nadie. Pero eso sí, lo tengo bien claro, estamos viviendo un momento un poco republicano donde se han empezado a afirmar cosas positivas dentro la sociedad peruana.

Por ejemplo.

Cuando se condenó a Fujimori. Ese fue un momento clave en que el Perú pudo castigar la corrupción, el delito, los crímenes, pero, claro, tú me dirás, ya lo indultaron, sí, pero te contesto: va a regresar. Y si no vuelve, lo cierto es que estuvo en la cárcel, espero que se siga condenando a otros. El juez, los fiscales, han actuado bien. Nosotros, los ciudadanos, debemos tener la capacidad de imponernos a la corrupción. Yo creo que a eso se está yendo.

Y estar limpios.

Pero tenemos que ir más allá, cambiar la Constitución, el sistema electoral, el sistema político, pero para eso falta muchísimo. Tengo una caricatura camino al Bicentenario, en tanto estén presos, estaremos más limpios.

Es bueno revelarnos nuestros males…

Es la manera para sanarnos, por lo menos es bonito que haya esta batalla y que haya quienes están dando esta batalla, de repente la perdemos, tampoco se puede garantizar nada. En esto de los audios, los medios, en general, han hecho su trabajo. No solo Gorriti, sino los medios en general. Claro, Gorriti tiene su mérito. Digo en general, porque hay medios que defienden la mafia. Eso está clarísimo, como que hay dos bandos. Cuando yo escucho que todos los políticos son corruptos, no es verdad. Yo me pongo furioso. Valentín Paniagua no era corrupto, tampoco Haya de la Torre, Barrantes y muchos políticos que ha habido. Hay que rescatar eso.

Y los corruptos a la cárcel.

Esa es la forma de educar al pueblo en valores, cuando se sanciona. A mí me molesta también cuando dicen hay que hacer educación cívica en valores en las escuelas. Recuerdo que cuando salieron los vladivideos, una empresa lanzó una campaña para sembrar valores. Así no se enseña en valores. La mejor educación en valores se dio cuando se mandó a la cárcel a Montesinos, Fujimori. Esa fue una gran lección de valores para la gente. Si no hay sanción para el delito, no hay ningún valor que valga en la sociedad.

Y su lucha por las 4 horas...

Gracias por la pregunta, siempre me encasillan como caricaturista. Y cuando doy conferencias y mesas redondas por la propuesta de cuatro hora, me dicen de buena manera “dedícate a la caricatura”. Los seres humanos no somos unidimensionales. Quiero reivindicarme como ensayista, filósofo.

Y cómo se lleva el caricaturista y el ensayista.

-Hemos llegado a un acuerdo pacífico. El caricaturista le deja en la tarde su tiempo libre. Conquistemos el tiempo libre porque es el tiempo libre donde somos realmente seres humanos, no en el trabajo. El trabajo es esclavitud, siempre.

datos

  • Carlos Miguel Tovar Samanez. Nació en Lima, 1947. Es también arquitecto, filósofo y ensayista. Como ensayista, ha publicado "Habla el viejo. Conversaciones con el fantasma de Carlos Marx", "Manifiesto de siglo XXI" y "El socialismo en cuatro horas".

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO