Homenaje a Arturo Corcuera

Redaccionlr
01 Jun 2018 | 13:51 h

Revista. A varios meses de su partida, Vuelapluma dedica edición al poeta peruano con textos de su familia, amigos e investigadores de su obra, quienes reseñan su calidad poética y humana.

La revista Vuelapluma, editada por la Universidad de Ciencias y Humanidades, dedica su décima tercera edición a quien fuera su director fundador, el poeta Arturo Corcuera (1935-2017).

El texto inicia con una reseña de Lorenzo Osores sobre su relación con el poeta peruano, en el que recuerda, por ejemplo, la vez en que Arturo llegó a casa de Tilsa Tsuchiya con una iguana alrededor del cuello, dispuesto a regalárselo. El vate amaba a los animales, sobre todo a Columba, un tordo que vigilaba sus horas de trabajo en el estudio, mientras correteaba por toda la casa a Rosi, la esposa de Arturo.

PUEDES VER Michael J. Sandel es reconocido con el Premio Princesa de Ciencias Sociales

Osores también rememora las épocas de adolescencia de Corcuera, quien, junto a César Calvo y Mario Razzeto, se embarcaba en su emblemático Platero, un Ford descapotable de 1932, con el cual recorría Lima en busca de amigos y poesía.

Pero de Platero no solo se refiere Osores, también lo hace Javier Corcuera, su hijo. En el texto titulado “Un datsun color mango”, el cineasta hace un recuento de todos los carros que tuvo su padre y los que manejó siempre a menos de 80 kilómetros por hora. Una crónica sensible sobre su tiempo juntos en los diarios viajes de Lima a su casa en Santa Inés, cuando el terrorismo desangraba el país. “Eran 30 kilómetros de silencios”, recuerda Javier.

Por su parte, Andrea Cabel resalta la personalidad de Corcuera, a quien considera “un poeta inmenso que nunca perdió la sencillez y la humildad de un joven que recién se inicia, y que escucha con atención tus poemas aún inéditos y que te aconseja, y te mira aunque tú seas aún inédita y no llegues a los 23 años”.

La escritora no solo reconoce la calidad humana de Arturo, sino también la excelencia de su obra: “Su poética descubre la creación delicada y minuciosa de un universo donde cada detalle funciona armónicamente, conectándose, además, siempre con una preocupación por el otro”.

Analizar la obra poética de Arturo Corcuera implica reconocer su vida y su relación con la naturaleza. Textos de Tomás Escajadillo, Roger Santiváñez, Adela Tarnaviecki y Rosella Di Paolo exploran todo ese universo de episodios que hicieron de él uno de los más reconocidos poetas peruanos de la década del 60.

La sección finaliza con un correo inédito que enviara Arturo a su hijo Javier en el año 2000, cuando por fin aprendió a usar la computadora. “Escribiéndote esta carta inauguro mi e-mail, convirtiéndome desde ahora en un hombre de este milenio”.

La edición incluye, además, “Azules en Vallejo”, de Ricardo Wiesse; “La mujer en la literatura y en el cine”, escrito por Max Castillo; “Corrupción, régimen y modelo de desarrollo en el Perú”, de Levy del Águila; “Si lo cuentas, se cumple”, texto de Nilo Espinoza, y una colaboración de Pablo Paredes titulada “Mayo 68, cuando estaba prohibido prohibir”. 

Video Recomendado

Lazy loaded component