Falleció Luis Takehara Shirota, el gran bonsaísta peruano

El maestro del arte de cultivar árboles en miniatura (bonsai), murió el pasado domingo a los 69 años de edad en su casa de Cieneguilla

El maestro del arte de cultivar árboles en miniatura (bonsai), murió el pasado domingo a los 69 años de edad en su casa de Cieneguilla

Por Julio César Zavala

Luis Takehara Shirota, considerado como uno de los primeros bonsaísta de nuestro país, es decir, en el arte de cultivar árboles en miniaturas, falleció el pasado domingo, a los 69 años de edad.

Su muerte, ocurrida en un accidente de casa y, como una ironía, cerca de sus plantaciones pequeñas, ha dejado un vacío, sobre todo en aquellas personas a quienes contagió esta pasión, ya sea como cultores de este arte o como admirador del mismo.

 

PUEDES LEER: Escolares sembraron árboles bonsái en su colegio

Escribir unas líneas sobre Luis Takehara Shirota (Lima 1948-2018) es hablar del que fuera presidente de la Asociación Okinawense del Perú entre los años 2011 al 2015. Es también contar la historia del maestro bonsaísta que en su casa de Cieneguilla logró albergar más de 25 mil árboles, creando una importante escuela de difusión en el arte del bonsái entre sus exposiciones, talleres y consejos para sus cientos de discípulos.

También es hablar del esposo de la Señora Nancy Kimura, con la que tuvo una hermosa familia. Hablar de Luis Takehara es y seguirá siendo para muchos, comentar sobre su generosidad, el aprecio a la vida y su afán por construir una importante comunidad de bonsaístas en el Perú.

Su vida no fue fácil. Debió dejar la universidad a los 17 años, donde cursaba ingeniería electrónica, para asumir una importante deuda producto del quiebre de la empresa pesquera de su padre. Con el compromiso de un hijo que entiende las dificultades de los padres, trabajó arduamente para pagar esa importante obligación. Aprendió japonés a esa misma edad, herramienta idiomática que le permitiría conseguir trabajos en el mundo pesquero. Trabajó durante 41 años haciendo negocios con barcos japoneses, rusos y griegos.

Su padre fue quien lo inició en el bonsái. Hereda algunos árboles cultivados por su progenitor. En su tiempo libre se dedica a investigar, estudiar y trabajar sobre el bonsái. Logra una importante colección que le permite tener en su casa de invitado al gran maestro internacional Masahiko Kimura, uno de los grandes maestros del bonsái en Japón y el mundo. Juntos trabajan algunos árboles y Takehara le devuelve su visita en la casa Kimura, en Japón.

En el año 2017 recibe el Premio del Canciller de Japón por su trayectoria y el logro de contribuir al mutuo entendimiento entre el Japón y el Perú.

También ese mismo año se estrena el documental “Takehara”, dirigido por Jarot Mansilla. https://vimeo.com/215925898

DATO

Quienes deseen despedir al maestro, será a partir de las 11 a.m. en el velatorio de la Asociación Okinawense del Perú, Av. Asturias Cdra 5, Ate Vitarte. El sepelio se realizará el jueves 15 al mediodía.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO