Kim Jong-un califica al K-pop como un “cáncer vicioso” que amenaza a su país

El líder de Corea del Norte causó polémica luego de que se filtrara información donde califica el K-pop como un peligro para la cultura de su nación.

Kim Jong-un gobierna Corea del Norte desde hace tres generaciones, cuya Administración es constante de críticas por la comunidad internacional. Foto: composición EFE
Kim Jong-un gobierna Corea del Norte desde hace tres generaciones, cuya Administración es constante de críticas por la comunidad internacional. Foto: composición EFE
Cultura Asiática  LR

El presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, arremetió contra el K-pop. El género musical es uno de los que tiene aceptación en la juventud norcoreana en los últimos años, por lo que el dictador lo tildó como “cáncer vicioso” y que, además, “corrompe” a sus seguidores, según informó The New York Times.

El K-pop, procedente de Corea del Sur y que tiene a grupos como BTS o EXO entre sus máximos exponentes, fue calificado por el régimen como un peligro por tratar de expandir ideas “antisocialistas”.

La información salió a la luz a través de documentos internos sacados de Pyongyang por la fuente de noticias con sede en Seúl Daily NK. Posteriormente, los legisladores surcoreanos los hicieron públicos.

Jung Gwang-il, un desertor norcoreano que lleva una red de tráfico de artículos de K-pop, indicó a la agencia Yonhap lo siguiente: “Los jóvenes norcoreanos creen que no le deben nada a Kim Jong-un. Debe redefinir su control ideológico sobre los jóvenes si no quiere perder la base para lograr la continuidad de su linaje dinástico en el poder”.

Kim introdujo nuevas leyes en diciembre último, en el que estableció una condena de 15 años a trabajos forzados a quien sea sorprendido viendo o portando contenido cibernético surcoreano. Hasta ese momento, la pena era de 5 años.

Por su parte, el director de Asia Press Intenational, Jiro Ishimaru, manifestó que, “para Kim Jong-un, la invasión cultural desde Corea del Sur ha ido más allá de lo tolerable”, y que el absolutista “teme que, de no abordar la situación, la gente empiece a considerar a surcorea como un lugar por el que reemplazar a su propia nación”.

En tanto, un artículo de la periodista Yoon Ja-young, publicado en el diario The Korea Times, da cuenta del resultado de un sondeo realizado por el Instituto de Estudios para la Paz y la Unificación de la Universidad Nacional de Seúl. Se señala que “el 41,4% de jóvenes norcoreanos manifestaron que consumía con frecuencia programas de televisión, películas, dramas y canciones del país vecino, mientras el 40,2% dijo haberlos consumido solo una vez o dos. Apenas el 18,4% no tenía experiencia con dichos contenidos.

Si bien la lealtad de los más jóvenes al polémico líder, que gobierna desde hace tres generaciones, se debe a muchos factores, sus proyectos de continuar dominando a su país no solo se notan en el ámbito militar, sino que ahora lo quiere extender a la industria musical.