La hija del emperador Naruhito cumplió la mayoría de edad, sin embargo, no puede heredar el trono.

La princesa Aiko de Japón cumple 18 años sin poder heredar el trono de su país

Una vigente ley impide a la princesa Aiko de Japón ser la futura emperatriz del país.

Espectáculos LR
03 Dic 2019 | 7:40 h

Aiko, hija del emperador Naruhito y de Masako de Japón, cumplió el pasado domindo 18 años. La joven princesa nació sobre una “cuna de oro” y educada en una de las mejores escuelas del ‘imperio del sol naciente’.

Sin embargo, una vigente ley en dicho país le impide heredar el trono. Desde los tiempos de la emperatriz Go-Sakuramachi, quien gobernó entre 1762 y 1771, ninguna mujer se ha sentado en el Trono del Crisantemo, al que solo pueden acceder los descendientes varones.

PUEDES VER: Miss Universo 2019: Conoce a las candidatas de Camboya y Bangladesh

Princesa Aiko de Japón.

El nacimiento de Aiko fue muy deseado por sus padres, pues se especulaba que no podían tener descendientes. No obstante, tras la llegada de la princesa, llegó una luz de alivio a la pareja de casados.

La ley de sucesión da preferencia al hombre sobre la mujer, es pro tal motivo que la hija del emperador Naruhito no puede asumir el mencionado título. Al respecto, una parte de la sociedad se levantó en contra.

Princesa Aiko de Japón.

Aiko y su vida pública en Japón

A lo largo de estos 18 años, los medios de dicho país han sido testigos de muchas ‘primeras veces’ de Aiko. Sus primeras clases de esquí, su primera vez en la escuela primaria y su posterior graduación. Así también, las diversas actividades escolares, musicales y divertidas de la princesa.

Cabe recalcar que en 2018 siguió los pasos de los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra. Durante el verano estudió en el exclusivo colegio Eton, cerca del Castillo de Windsor.

Princesa Aiko de Japón.

Piden igualdad entre príncipes y princesas en Japón

Durante estos últimos años, resurgieron con fuerza las voces que pedían al poder Ejecutivo de dicho país una igualdad entre los príncipes y princesas, así como una modificación de las leyes imperiales.

Ante tal difícil caso, la princesa Aiko sólo podrá gozar la distinción de ser hija del emperador, más no será emperatriz en el futuro.

Video Recomendado