Cine y series

Christian Tappan: “El Faraón marca la diferencia en mi carrera”

Colombiano que interpretó al primo de Pablo Escobar en “El patrón del mal” habla de su antagónico en la serie de Disney+ Siempre fui yo.

El actor le propuse cosas al director, Felipe Cano, y acordaron que El Faraón, en vez de antagonista "era un personaje equivocado, eso lo hace diferente". Foto: difusión
El actor le propuse cosas al director, Felipe Cano, y acordaron que El Faraón, en vez de antagonista "era un personaje equivocado, eso lo hace diferente". Foto: difusión
Cecilia Castillo

−Has definido a El Faraón, tu personaje, como un reto muy diferente en tu carrera. ¿Por qué?

−Porque es un personaje que llega a mi carrera a marcar la diferencia de los otros personajes, tiene otra presencia, naturaleza y otra esencia. Hace mucho tiempo no hacía un personaje blanco, un personaje musical nunca había hecho. Tengo un hermano músico guitarrista, rockero, cantante, compositor, pero yo estuve siempre al otro lado, toda la vida, pero siempre tuve las ganas de interpretar a un personaje que naciera de la musicalidad, un personaje que cuenta cosas a partir de la música, a partir de ser un ídolo de la música en Colombia y no de historias malas como estaba acostumbrado a mis otros personajes. Recuerdo que en el tiempo de rodaje descansé un poco de contar historias un poco más duras, más densas, más fuertes, cosa que me gusta hacer también, pero creo que regalarme un rato en mi carrera esta historia, que si bien es un thriller, creo que a partir de la música y personajes bonitos y nuevos y de historias muy frescas de romance, lo vuelve a uno un poco más tranquilo y qué mejor que al lado del mar.

−Siendo actor y director, ¿cómo trabajaste al Faraón?

−Soy un actor que trabaja mucho con los directores. Soy hijo de director y toda la vida aprendí a trabajar en conjunto con el director y creo que todos esos personajes al final terminan siendo un trabajo en equipo entre lo que estaba escrito, lo que te dirigen y lo que tú propones y haces. Yo propuse cosas, Felipe Cano (director), otras y los dos salimos a buscar este personaje y llegamos a un acuerdo de que creíamos que El Faraón, en lugar de ser antagonista, era un personaje equivocado, eso lo hace diferente. En lugar de actuar premeditadamente, comete errores desde su cabeza, su cultura, su ego y eso te permite agrandar más el personaje en vez de sesgar y ponerle límites. Yo quería meterle mucha sabrosura, que disfrutara la música, la temperatura. Estoy satisfecho.

Karol Sevilla protagoniza junto a Pipe Bueno la nueva serie de Disney "Siempre fui yo". Foto: difusión

−La serie habla de las ausencias internas.

−Creo que esa es una de las cosas chéveres y buenas de “Siempre fui yo”, que la serie nace a partir del personaje en un marco de una historia que tienen que averiguar qué pasó, pero lo primero de la serie son las humanidades de cada uno de los personajes porque creo que a partir del enojo de uno, del estar lejos uno del otro, del no entenderse, comienzan a entrelazarse todos esos problemas. Los jóvenes tienen una forma de expresarse diferente, y eso hace que la serie tenga mucha vida, sea diferente, creo que muchos jóvenes van a identificarse con los personajes, y eso lo logra “Siempre fui yo” muy bien.

−¿Has sentido como una mochila a tus personajes, que denominas “no blancos”?

−No, porque creo que han pasado por mí vida personajes antagónicos que han sido diferentes uno del otro. Si yo no me hubiera dedicado un poco a meterle ganas y hacerlos distintos, creo que tendría una mochila llena de ladrillos pesadísimos en mi espalda y no solo por el famoso primo (Gonzalo Escobar, en la serie “El patrón del mal”) sino por muchos otros personajes. No he tenido esa carga.