Cine y series

‘Stranger Things 4′: la más oscura y aterradora de todas

Entrevista. La República conversó con los protagonistas de la serie de Netflix que estrena la primera parte de su cuarta temporada este 27.

La popular serie 'Stranger Things' estrenará su cuarta temporada el próximo 27 de mayo a través de Netflix. Foto: difusión
La popular serie 'Stranger Things' estrenará su cuarta temporada el próximo 27 de mayo a través de Netflix. Foto: difusión
Jannina Eyzaguirre

Millie Bobby Brown, Noah Schnapp, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin, Sadie Sink y Phill Wolfhard crecieron en estos últimos tres años –con pandemia incluida- y están listos para el estreno de la primera parte de ‘Stranger Things 4′ (con dos capítulos), este 27 de mayo a través de Netflix .

“Esta temporada es más grande y oscura en muchos sentidos. Es, sin duda, la más aterradora que hayamos hecho. Lo increíble es que volvemos con una estética parecida de las temporadas 1 y 2: tonos más oscuros, colores y saturaciones y creo que es genial”, cuenta el actor Gaten Matarazzo (Dustin), hoy con 18 años.

Esta tarde los cinco actores conversan por Zoom con La República sobre la nueva entrega a cargo de los hermanos Duffer. La temporada se comenzó a grabar en 2020, pero la pandemia los obligó a parar casi dos años. “Habitualmente, nuestras temporadas se basaban en un periodo de tiempo, esta se basa en lugares. Tenemos nuestro grupo en Lenora Hills, el clásico de Hawkins, y otro grupo en Rusia. Por supuesto, todos terminan juntándose al final”, adelanta Noah Schnapp (17), quien da vida a Will.

Pero, además, la historia transcurre mientras sus protagonistas lidian con cambios y problemas propios de su edad, como la necesidad de aceptación y el bullying. “Yo creo que el alcance que tiene ‘Stranger Things’ es importante, y no solo por hablar de bullying, sino por contar cosas que son reales y auténticas. Por ejemplo, la historia de una madre soltera como Joyce (Winona Rider) hace que la gente pueda sentirse conectada de alguna manera”, afirma la actriz Millie Bobby Brown, quien en esta temporada su personaje Once se enfrenta al duelo, al bullying sistemático y al amor adolescente con Mike (Finn Wolfhard).

“Once lidia mucho con la pérdida de Hopper, o eso cree ella, y también con la vida y la escuela, donde la intimidan, y tiene que tratar de entender cómo ser una persona normal. Creció en un laboratorio, muy protegida, y siempre le dijeron qué hacer. Esta temporada se trata de mostrar su libertad y de comprender su propio crecimiento”, adelanta la actriz de 18 años.

Otro personaje que da un giro en la historia es Lucas, interpretado por Caleb McLaughlin, que como muchos adolescentes busca encajar en un nuevo grupo. “Lucas está más inestable que nunca. Desde la temporada 1, parecía el más seguro, le encantaba jugar Calabozos y Dragones y ser el supuesto “chico raro”. Esta temporada, juega al básquet, pero no creo que de verdad le guste. Creo que intenta complacer a alguien más. Está atravesando una crisis de identidad que, creo, tiene que ver con estar expuesto a ese mundo, al ‘otro lado’, y a las cosas que él y sus amigos han vivido. Max no está muy presente en su vida como solía estarlo. Ella está enfrentando sus propios demonios”, cuenta el actor de 19 años.

Precisamente, el personaje de Max, interpretada por Sadie Sink, toma gran protagonismo en esta cuarta entrega. “Max está mentalmente en un lugar mucho más oscuro. Al final de la temporada 3, la vimos divirtiéndose con Lucas y nos pareció que quizás estaba bien a pesar de la muerte de Billy. Ahora, nos damos cuenta de que se fue alejando de sus amigos, se está ahogando en su duelo y siente muchísima culpa por la pérdida de su hermano. Estoy agradecida con los hermanos Duffer por confiar en mí para encarar su historia y desarrollar las distintas facetas del personaje, es un verdadero honor. Esta temporada, sin dudas, es la más difícil que he hecho, no solo es agotador a nivel emocional, sino también a nivel físico”, cuenta la joven de 20 años.

Millie Bobby Brown agrega: “La visión del equipo creativo ha sido más elaborada y brillante. Los hermanos Duffer profundizaron en cada una de nuestras historias y personajes y los hicieron increíblemente detallados y personalizados para nosotros. Ha sido estupendo volver a grabar”.