VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo

Las mejores familias: víctima o victimario

Película peruana. Tatiana Astengo habla de su rol en la cinta de Javier Fuentes-León que habla del racismo, homofobia y otras taras.

Actrices. Escena con Gabriela Velásquez y Tatiana Astengo en cinta peruana que ingresa a las salas el 4 de noviembre. Foto: difusión
Actrices. Escena con Gabriela Velásquez y Tatiana Astengo en cinta peruana que ingresa a las salas el 4 de noviembre. Foto: difusión
Cecilia Castillo

En Las mejores familias, Tatiana Astengo es Luzmila, una empleada del hogar dentro de una casa adinerada, donde se esconde su gran secreto, pero no solo el de ella. La cinta de Javier Fuentes-León, que se estrena en las salas peruanas el 4 de noviembre, aborda los prejuicios, la discriminación, el clasismo, el racismo, entre otras taras donde más de uno se sentirá víctima o victimario, según señala la actriz, quien se encuentra en España hace dos meses.

“Lo que Javier presenta en la película sucede no solo en el Perú, sino puede ser en cualquier país, acá mismo, incluso”, nos dice vía telefónica Astengo desde Madrid. “Tal vez por ello le ha ido tan bien en festivales y mercados internacionales”, asiente.

PUEDES VER: Tatiana Astengo resalta acción de Pedro Castillo con mayordomo de Palacio: Hace la diferencia

“Son taras de las que hay que hablar, es la única forma de encararlos. Hay un tema allí que debemos solucionar y tratar de hacer algo para corregir, son cosas arraigadas que han pasado de generación tras generación y eso no se puede revertir de un día a otro, pero tenemos que comenzar en algún momento. No puede ser que eso sea una justificación para decir ‘así somos’, y seguimos con lo mismo. Lo primero es aceptarlo, porque hay gente que dice: ‘No soy racista, no soy homofóbico porque tengo amigos así...’. Y ahí nomás ya estás evidenciando que sí eres”.

Elenco. Tatiana Astengo interpreta a Luzmila, una empleada del hogar dentro de una casa adinerada que alberga grandes secretos. Foto: difusión

Tatiana saluda que el cine también aborde estos temas que tanto daño hacen a cualquier sociedad. “Hay cosas en las que yo personalmente trabajo y también intento, pues primero hay que desaprender para luego empezar a aprender. Hay que rodearse de gente que también te hace notar eso porque si estás con esos amiguitos que no te dicen nada y que todo les parece maravilloso es como seguir en una burbuja en la que todos hablan el mismo idioma machista, clasista y racista. Entonces, jamás te vas a dar cuenta. Y lo harás cuando viajes, salgas de tu zona de confort, te relaciones con otras personas y culturas. Ahí viene el choque y dices ‘uy, toda la vida viví engañada, ¿no?”.

PUEDES VER: El corazón de la luna: película peruana gana premio máximo en SCI-FI-LONDON

Tu personaje es una mujer apagada, temerosa...

¡Me encantó! Como el guion está bien escrito y habla de todos esos temas pendientes importantes, y además en el momento indicado, asumo que el personaje tiene un rol en esta sociedad ahorita. Es peruano, oprimido, silencioso, callado, no tiene voz.

¿Sientes que te han golpeado mucho en las redes sociales por opinar?

Sí, pero es algo con lo que uno tiene que saber lidiar. Si eres una persona conocida, actriz, que trabaja en una serie, que sé yo, y opinas de política, la gente no está acostumbrada. Te dice al instante ‘zapatero a sus zapatos’, y por eso estamos como estamos, porque nadie quiso opinar, nadie quiso meterse. Todos quieren quedar bien con todos. Yo decidí comenzar a opinar, que sirva de algo ser una figura conocida y que el Instagram no sea solo para promocionar maquillaje u otros productos.