El régimen norcoreano aprovechó El juego del calamar para criticar a Corea del Sur: “sociedad bestial”

La web de propaganda norcoreana Arirang Meari publicó un artículo en el que sostiene que la humanidad del país vecino del sur, con el que mantiene una fuerte rivalidad, está siendo aniquilada.

Corea del Norte impone severas multas o penas de cárcel para cualquiera que sea sorprendido disfrutando de los productos de entretenimiento de Corea del Sur. Foto: Netflix
Corea del Norte impone severas multas o penas de cárcel para cualquiera que sea sorprendido disfrutando de los productos de entretenimiento de Corea del Sur. Foto: Netflix
Cine y Series LR

El éxito de la serie surcoreana El juego del calamar o Squid game llegó incluso a un público tan hermético como el de Corea del Norte, que pese a los esfuerzos del régimen comunista, habitualmente consume productos de la cultura surcoreana e internacional, por lo que la ficción de Netflix no ha sido la excepción e incluso ha desatado debate entre los habitantes de dicho país a pesar de las restricciones impuestas por su Gobierno.

Artículo político

El portal web de propaganda norcoreano Arirang Meari publicó un artículo en el que sostiene que la trama de la serie muestra una “sociedad desigual donde las personas sin dinero son tratadas por los ricos como si fueran piezas de ajedrez”.

El artículo resaltó que: “hace que la gente se dé cuenta de la triste realidad de la bestial sociedad surcoreana, en la que los seres humanos se ven empujados a una competencia extrema y su humanidad está siendo aniquilada”.

PUEDES VER: El juego del calamar: serie motiva a que crezca el interés en aprender el idioma coreano

Críticas rutinarias

Esta crítica ha funcionado como un disparador para los discursos de los candidatos presidenciales, en miras a marzo 2022, porque es usada como referencia por Corea del Norte para reafirmar las críticas hacia la nación vecina.

La cultura surcoreana es criticada de forma rutinaria en Corea del Norte. En marzo, el mismo sitio dijo que las grandes empresas tratan a las estrellas del K-pop como “esclavos” y viven una “vida miserable” en el sur.

En contra del entrenamiento surcoreano

Corea del Norte impone severas multas o penas de cárcel para cualquiera que sea sorprendido disfrutando de los productos de entretenimiento de Corea del Sur o copiando la forma en que los surcoreanos hablan, en un momento en que el líder Kim Jong - Un intensifica una guerra contra las influencias externas y pide una mejora de los espectáculos a nivel local.

A fines del año pasado, se impuso una nueva y radical ley de “pensamiento antirreaccionario”, que incluye condenas de hasta 15 años en un campo de prisioneros para quienes sean sorprendidos con medios surcoreanos.

PUEDES VER: De Corea para el mundo: Squid game es nombrada por Netflix como la serie más vista

Arirang Meari publicó un artículo en el que sostiene que la serie muestra una “sociedad desigual donde las personas sin dinero son tratadas por los ricos como si fueran piezas de ajedrez”. Foto: Netflix