The guilty con Jake Gyllenhaal: complicado rodaje puso en riesgo su actuación

Rodaje en tiempos de pandemia. Monitores, computadoras, walkie-talkies, cámaras espía y Zoom fueron indispensables para el complicado rodaje que desafió al actor.

El reconocido actor interpreta a un operador del 911. Foto: composición / Netflix
El reconocido actor interpreta a un operador del 911. Foto: composición / Netflix
Cine y Series LR

La película danesa The guilty fue un éxito en 2018 por su efectivo suspense y el rol de Jakob Cedergren. Tres años después de su estreno, Netflix volvió a poner la cinta en boca de todos tras el eminente lanzamiento de su remake protagonizado por Jake Gyllenhaal.

Los fans tienen las expectativas altas por el resultado, pero pocos conocen todas las dificultades que la producción debió atravesar durante el rodaje debido a las medidas de salubridad para prevenir contagios de COVID-19.

Lazy loaded component

En una entrevista para The Verge, Gyllenhaal confesó que las grabaciones se realizaron por medio de una mezcolanza de diversas formas de comunicación, desde FaceTime hasta Zoom y simples walkie-talkies. Incluso el director Antoine Fuqua estuvo dirigiendo de forma remota a una cuadra de distancia del set.

“Teníamos que descubrir, y estábamos constantemente tratando de aprender a medida que avanzábamos. Tenía monitores, computadoras, walkie-talkies y cámaras espía (...) Como Romeo y Julieta, [el director y yo] hablábamos desde lejos. Uno en la parte superior de esta pared en una escalera y el otro en la calle “, detalló.

The guilty llega a Netflix el próximo 1 de octubre. Foto: Netflix

Como si estos desafíos logísticos no fueran suficientes, Zoom tuvo un fuerte impacto en las actuaciones. “La esencia de la actuación es el ritmo. Cuando esta te lo dicta algo tecnológico, deja menos espacio para algo que se siente vivo. Fue como si alguien hubiera sacado un cuarto de segundo de mi instinto (...) Fuimos esclavos de Zoom”, finalizó.

The guilty - sinopsis oficial

En el transcurso de una mañana en un centro de llamadas del 911 el operador Joe Bayler intenta salvar de un grave peligro a la persona que llama, pero pronto descubre que nada es lo que parece y enfrentarse a la verdad es la única salida.