Cuéntame del Cholo

Renovada proyección. La cinta de 1972 protagonizada por Hugo “el Cholo” Sotil vuelve restaurada para inaugurar la edición 25 del Festival de Cine de Lima PUCP. La creadora audiovisual y artista Andrea Franco, nieta del director Bernardo Batievsky, fue la encargada de la curación y conversó en exclusiva con La República sobre este trabajo.

Restauración. Comparación de la nueva versión restaurada en EE. UU. de Cholo con el original disponible en YouTube. Foto: composición LR / difusión
Restauración. Comparación de la nueva versión restaurada en EE. UU. de Cholo con el original disponible en YouTube. Foto: composición LR / difusión
Cine y Series LR

Por Sandro Mairata

Bernardo Batievsky vivió varias vidas en una. Fue un entusiasta de la música, el cine y las telecomunicaciones. Muchos lo conocen como uno de los tres fundadores en 1982 de Canal 2, hoy Latina Televisión, pero también fue ingeniero industrial, empresario de transportes y director de Cholo (1972), una cinta sui generis político-deportiva. En ella, Hugo Sotil –en su momento de mayor popularidad– interpreta una versión ficticia de sí mismo, intercalando con extensas reflexiones sobre el Ande, la relación de los seres humanos con su entorno, el racismo y la realidad política del Perú durante el velasquismo.

La cinta fue vapuleada en su estreno y Batievsky –guionista y director– la retiró de cines a una semana de la premiere. Herido por la experiencia, su próximo trabajo fue como guionista y productor de Espejismo (1972) de Armando Robles Godoy, que sí logró un amplio respaldo y que fuera nominada al Globo de Oro en 1973. Pero Cholo quedó como una curiosidad, casi imposible de conseguir hasta que resurgió en una pésima versión de YouTube. La nieta de Batievsky, Andrea Franco, dedicó varios años a la restauración final que se estrena este 19 de agosto como cinta inaugural por los 25 años del Festival de Cine de Lima.

Curadora. Andrea Franco, nieta del director Bernardo Batievsky, descubrió los negativos de Cholo y supervisó la restauración. Foto: difusión

Cuéntanos del proceso de restauración. ¿A quiénes le debemos este trabajo además de ti?

La historia es superlarga, voy a tratar de resumir en lo posible. La película ha sido restaurada por el Archivo de Cine y Televisión de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y me parece que es la única obra (peruana) que ha sido restaurada por una institución así. Cuando me mudo a California para hacer una maestría en cine, me doy cuenta de que el material de mi abuelo no estaba en ningún lado, o estaba muy deteriorado. Busqué en Perú, en Argentina, en Italia; luego supe que las cintas las terminaban de procesar en Technicolor. Contacté a Technicolor y allí tenían el negativo original de Cholo y las separaciones de color de Cholo y Espejismo. Hablé con la Filmoteca de Lima, con el cónsul de Perú en Los Ángeles, pero no conseguí los medios. Ninguna puerta se me abría. Subí un post a Facebook pidiendo ayuda y me escribe mi amiga poeta y cineasta Violeta Núñez, que me dice que “este año la convención de restauración de cine es en Los Ángeles” y me consiguió una entrevista con el director del programa de restauración de UCLA, Jan-Christopher Horak, quien me dice “nosotros nos encargamos de esto”.

¿Cómo se financió la restauración, cuán involucrada estuviste?

UCLA postula a fondos, ellos financiaron todo. Yo mantuve contacto, les di algunas indicaciones sobre el tema del color –porque no teníamos referencias– y les envié una versión remasterizada de la banda sonora que hizo El Polen. Pero la cinta no tiene ningún corte ni modificación a la edición original.

Tu abuelo era un ingeniero que había trabajado en Los Ángeles, un director novato salido de una familia peruana de empresarios judíos. ¿Cómo llegó a las reflexiones andinas del guion de Cholo? ¿Eran apuntes de vida, de viajes?

No lo sabemos. Sé que fue cercano a (el expresidente Fernando) Belaunde en su primer gobierno y parece que recorrieron partes del Perú juntos. Él también era muy sensible con el tema del racismo y el clasismo y esas son cosas que influyeron en su vida.

Trabajaste en la restauración de Cholo desde el 2017, pero se estrena en el contexto político de la llegada de un presidente “cholo” como Pedro Castillo, de la victoria de un gobierno de izquierda, agresivamente reivindicador de los peruanos del Ande. ¿Qué te hacen pensar estas circunstancias?

Llena de coincidencias, no sé. Todo tiene un tiempo divino, y es una regla que intento vivir aunque me olvide; yo lo siento como cuando nadie me quiso abrir las puertas para restaurar esta película. Yo sufrí mucho emocionalmente después de tanto esfuerzo. Esta película se está relanzando en un momento en que quizá será aceptada o (mejor) leída.

Alguien va a decir que estos marxistas-comunistas…

(Sonríe)… “caviares”…

…que vienen con otra película como La revolución y la tierra. ¿Estás preparada para estas suspicacias?

Sí… Ya qué más van a decir de la película si es que en su momento la criticaron mucho y mi abuelo la sacó de salas a la semana. El festival me invitó a participar con esta película hace unos meses y me pareció maravilloso, y esto fue antes de que esta persona sea presidente. Lo único que pensé es que es maravilloso que le den importancia y valor (a mi película). Además estoy curtida; ya tengo bastante aceite en esas partes.

Muchos esperaban una cinta deportiva, pero recibieron una película donde el Cholo Sotil decía “el Che (Guevara) era un hombre, un símbolo, una casualidad”. ¿Cómo hay que ver Cholo en el 2021?

Ay. Con un corazón y una mente muy abierta, espero.

El dato

Presentación. Cholo abrirá el Festival de Cine de Lima este jueves 19 de agosto a las 7 p.m. Seguido, Andrea Franco estará junto a Hugo “Cholo” Sotil, Juan Luis Pereyra de El Polen y Violeta Núñez conversando sobre el filme a las 9 p.m., todo vía Facebook Live.

Poster de la película "Cholo". Foto: difusión