Disney responde a Johansson: “Demanda es una campaña de relaciones públicas”

Daniel Petrocelli, abogado de la compañía, aduce que estreno simultáneo de Black Widow habría mejorado el desempeño de la producción.

Scarlett Johansson busca que sus derechos por el lanzamiento sean reconocidos. Foto: composición/Disney/Marvel Studios
Scarlett Johansson busca que sus derechos por el lanzamiento sean reconocidos. Foto: composición/Disney/Marvel Studios
Cine y Series LR

Hace unos días se dio a conocer que Scarlett Johansson demandó a Disney por estreno simultáneo de Black Widow, cuyo lanzamiento tuvo lugar tanto en cines como a través del streaming. Si bien la compañía ya se ha pronunciado en torno al caso y lo calificó de “triste y angustioso”, una nueva respuesta ha ensalzado un ambiente ya bastante polémico.

En concreto, según ha detallado Variety, el veterano abogado de Disney, Daniel Petrocelli, comentó que los reclamos de Johansson están fuera de los límites del contrato entre ambas partes. Además, señala que la disputa abierta por la actriz sería un intento de obligar al estudio a extender un cheque innecesario.

Es obvio que se trata de una campaña de relaciones públicas muy orquestada para lograr un resultado que no se puede obtener en el juicio. Ninguna presión pública puede cambiar u ocultar los compromisos contractuales explícitos. El contrato escrito es claro como una campana”, explicó.

Lazy loaded component

Asimismo, de acuerdo con lo expuesto por el citado medio, el pacto de Johansson exige que Viuda Negra tenga su arribo en un mínimo de 1.500 pantallas. En ese sentido, Petrocelli aduce que dicho pacto fue superado con creces, puesto que el largometraje fue presentado en 9.000 pantallas en Estados Unidos y 30.000 en todo el mundo.

“Tratamos los (ingresos) de Disney Premier Access como la taquilla a efectos de los requisitos de bonificación en el contrato. Eso solo mejoró la economía de la sra. Johansson”, dijo el abogado.

Sin embargo, por parte de la estrella de Hollywood, el convenio se habría salido de los umbrales concebidos cuando la empresa decidió distribuir la cinta a través de su plataforma de streaming, decisión que limitó la oportunidad de percibir ganancias predeterminadas si se hubiera enfocado su estreno solo en la pantalla grande.

Black Widow es protagonizada por Scarlett Johansson. Foto: composición/Marvel Studios

Sin lugar a duda, el embrollo se ha visto incrementado en tensión con el paso de los días y con diversos detractores de por medio, como la presidenta de la SAG-AFTRA, Gabrielle Carteris, quien declaró el último viernes que se sintió “avergonzada” y criticó el “tono de género” de la declaración emitida por La casa del ratón.

“Scarlett Johansson está poniendo de manifiesto los cambios indebidos en las compensaciones que las empresas intentan hacer pasar al talento a medida que cambian los modelos de distribución. Nadie en ningún campo de trabajo debería ser víctima de reducciones sorpresivas en la compensación esperada. Es irrazonable e injusto. Disney y otras empresas de contenidos lo están haciendo muy bien y, sin duda, pueden estar a la altura de sus obligaciones para compensar a los artistas cuyo arte y maestría son responsables de los beneficios de la corporación”, esgrimió Carteris.

Además, la ejecutiva apoyó la postura de la protagonista de Black Widow. “Las mujeres no son ‘insensibles’ cuando se levantan y luchan por una remuneración justa: son líderes y defensoras de la justicia económica. Las mujeres han sido víctimas de la desigualdad salarial durante décadas, y han sido aún más víctimas de comentarios como los de las declaraciones de prensa de Disney. Este tipo de ataques no tienen cabida en nuestra sociedad y SAG-AFTRA continuará defendiendo a nuestros miembros de toda forma de sesgo.”