La última carta de amor con Shailene Woodley: ¿vale la pena ver el film romántico?

La nueva historia de Netflix está ambientada en 1965 y ya se encuentra entre las más populares de su catálogo.

El reparto de La última carta de amor también incluye a Felicity Jones, Callum Turner y Nabhaan Rizwan. Foto: composición/Netflix
El reparto de La última carta de amor también incluye a Felicity Jones, Callum Turner y Nabhaan Rizwan. Foto: composición/Netflix
Cine y Series LR

De la directora Augustine Frizzell, La última carta de amor se presenta como la nueva apuesta de drama romántico por parte de Netflix. Escrita por Nick Payne y Esta Spalding, y basada en la novela homónima de Jojo Moyes de 2012, la película cuenta con un reparto que incluye a Felicity Jones, Nabhaan Rizwan, Shailene Woodley, Callum Turner y Joe Alwyn.

Lazy loaded component

La cinta, que ya se encuentra dentro de las más populares de la plataforma, está ambientada en dos periodos de tiempo a través de un par de historias entrelazadas. De esa manera, el largometraje despliega un romance prohibido en 1965 y, en una línea situada en la actualidad, sigue a una periodista decidida a descubrir la verdad detrás de las cartas de amor secretas que encuentra en su oficina.

Todo ello suena como una prometedora propuesta, por ello te mostramos qué dice la crítica especializada para que puedas decidir si vale la pena ver el film.

  • Pete Hammond – Deadline

“No vamos a desvelarlo aquí, pero curiosamente solo en las escenas del final sentí una especie de conexión a fuego lento. Una vez que todo el rompecabezas encaja, y con la ayuda de la partitura lírica de Daniel Hart, este aspirante a Notebook finalmente provoca algunas lágrimas y una razón para pasar una noche de verano viéndola por completo”.

  • Lovia Gyarkye – The Hollywood Reporter

“La última carta de amor es una película agradable y encantará a los amantes del romance. Las cartas, que Woodley y Jones leen a través de la voz en off durante el transcurso de la película, son también un toque encantador. En la era de la comunicación ansiosa y evasiva en las citas, una película impulsada por notas de amor sinceras sirve como recordatorio de que a veces vale la pena arriesgarlo todo y enviar el texto”.

  • Clarisse Loughrey – Independent

“Aunque (Shailene) Woodley y (Callum) Turner son adecuadamente equilibrados y sinceros, hay algo refrescante en la vertiginosa y tímida franqueza de la interpretación de (Felicity) Jones. (…) No solo es adorable, sino que nos recuerda que las historias de amor desvanecidas no tienen por qué contarse siempre a través de una lente de color rosa”.

  • Guy Lodge - Variety

“La relación entre Jennifer y Anthony (los personajes principales) puede estar poco concebida, pero Frizzell tiene el don de conseguir que su público invierta en la pura belleza: algunos fotogramas recuerdan a Vincente Minnelli o a Wong Kar-wai, antes de volver a una estética general menos distintiva, pero no por ello menos agradable. Ojalá el resto de La última carta de amor hiciera un esfuerzo de seducción tan grande y concertado: uno sale de la película pensando que ya no las hacen como antes, incluso cuando las hacen todas a la vez”.

  • Kate Erbland – IndieWire

“Los intentos de Jennifer por desentrañar los misterios de su vida, y, por supuesto, el accidente que la ha dañado tanto, están interpretados de forma convincente, mientras que Woodley y Frizzell parecen hacer una combinación natural; quizás la cineasta pueda volver a trabajar con la actriz en una película menos exigente. El guion de la película, elaborado por Nick Payne y Esta Spalding, se esfuerza por ofrecer tanto giros salvajes como revelaciones de tipo rutinario a partes iguales, y si bien el acto final, que hace saltar las lágrimas, está prácticamente asegurado, apenas se siente merecido por todo lo anterior”.