Jamie Foxx se pone los guantes de Mike Tyson

En miniserie de TV. Dirigida por Martin Scorsese, se narrará el brillo y declive de la vida profesional y personal del boxeador.

El actor se sometió a un riguroso entrenamiento físico para encarnar al boxeador. Foto: composición / difusión
El actor se sometió a un riguroso entrenamiento físico para encarnar al boxeador. Foto: composición / difusión
Cine y Series LR

Una miniserie de televisión inspirada en la vida del boxeador estadounidense Mike Tyson está actualmente en preparación, con el actor Jamie Foxx como protagonista y Martin Scorsese como productor, informó la agencia AFP, confirmando una información de The Hollywood Reporter.

El director estadounidense Antoine Fuqua (Training Day, Equalizer) será el realizador de la miniserie, según su asesoría de prensa. Todavía no se alcanzó un acuerdo con ningún difusor, indicó The Hollywood Reporter.

“Llevo buscando a gente para contar mi historia desde hace tiempo”, explicó Tyson, quien estima que su reciente regreso al ring y la “excitación de los fans” hacen que sea ahora “el momento perfecto”.

“Estoy impaciente por colaborar con Martin (Scorsese), Antoine (Fuqua), Jamie (Foxx) y todo el equipo creativo para proponer al público una serie que trace mi recorrido profesional y personal, pero también que inspire y divierta”, añadió el exboxeador.

Cabe recordar que el último rol que tuvo Foxx fue prestando su voz para Joe, protagonista de Soul, cuyo trabajo fue ampliamente alabado por la crítica especializada.

Foxx ha estado comentando su participación en un proyecto de Tyson durante algún tiempo, y el año pasado declaró que estaba profundamente capacitado para el papel, aunque para ese entonces se decía que era una película biográfica en lugar de una serie.

Polémico

Nacido en Brooklyn, Tyson es uno de los personajes más emblemáticos de la historia del boxeo. Campeón del mundo más joven de los pesos pesados, categoría reina, con 20 años y 4 meses, “Kid Dynamite” fascinó por su potencia y su compromiso.

Sin duda, es uno de los boxeadores más reconocidos de la escena mundial. Recordada es la mordida a Evander Holyfield en 1997.

En el plano deportivo, encadenó momentos de gloria, especialmente con una serie de 37 combates sin derrotas al comienzo de su carrera, y de fracaso, como su improbable derrota por nocaut a manos de James ‘Buster’ Douglas en 1990 o el tragicómico combate contra Evander Holyfield de 1997.

Alternó también el brillo y el declive a nivel personal, con su condena por violación, su estancia en prisión o la adicción a la cocaína, antes de un renacimiento, hace un poco más de diez años. Escribió el libro La verdad indiscutible en el que relataba sus andanzas en la cárcel, donde uno de los episodios más polémicos tiene que ver con el amorío que tuvo con una de las funcionarias del recinto.