WandaVision: director revela identidad del Señor Scratchy en escena borrada

En una reciente entrevista, Matt Shakman confesó que no pudieron colocar la secuencia eliminada al final de la serie porque tenían otras piezas que juntar.

WandaVision finalizó con nueve episodios en Disney Plus. Foto: Marvel Studios
WandaVision finalizó con nueve episodios en Disney Plus. Foto: Marvel Studios
Cine y Series LR

El episodio final de WandaVision se estrenó el último viernes 5 de marzo y, para el pesar de los fans, la conclusión del show conmovió a más de uno por mostrar la despedida de Wanda Maximoff y de su familia.

Con los nueve episodios concluidos, la serie ha dejado varias incógnitas. Una de ellas fue la verdadera identidad del Señor Scratchy, el pequeño conejo que Agatha Harkness presentó en el segundo episodio de la ficción.

Pese a las innumerables teorías que los fans dejaron en redes sociales, el director de WandaVision, Matt Shakman, en conversaciones con Kevin Smith del programa Fatman Beyond, explicó que el curioso animal en realidad es un demonio.

Lazy loaded component

“Teníamos algo más planeado para el Señor Scratchy, lo que no pudimos hacer en última instancia porque en el final teníamos muchas piezas de ajedrez diferentes. Teníamos toda una escena donde Darcy, Monica y Ralph se reúnen con los niños en la casa de Agatha y creen que deberían robar el Darkhold del sótano porque los menores lo vieron cuando estaban allí secuestrados”, mencionó el encargado.

Asimismo, Shakman explicó cómo fue la escena eliminada. “Ellos bajan al sitio para conseguir el libro, van a tomarlo y el conejo salta delante del libro y ellos dicen: ‘Oh, Señor Scratchy. Él es el mejor’. Y tratan de acariciarlo, pero el animal sisea y después ocurre toda esta transformación tipo Un hombre lobo americano en Londres y el conejo se transforma en este gran demonio, en el familiar de Aghata”, finalizó el director.

¿De qué trata Wandavision?

Wanda Maximoff y Visión, dos seres superpoderosos que disfrutan de su vida ideal, comienzan a sospechar que no todo es lo que parece. Así, realidad y fantasía confluirán para confundir tanto a los protagonistas como a los espectadores.