Apocalipsis ahora: alcohol, drogas y el infarto de Martin Sheen que puso en riesgo la película

Francis Ford Coppola lidió con uno de los rodajes más salvajes de la historia, donde todo lo que pudo salir mal terminó peor de lo imaginado.

La Republica
El apocalipsis se hizo presente durante el rodaje. Crédito: United Artists / Lionsgate Films.
Cine y Series LR

Apocalipsis ahora es una de las películas bélicas más impresionantes en la historia del cine. En motivo al 41 aniversario de la cinta, los fans están celebrando la obra dirigida por Francis Ford Coppola y los nuevos datos sobre el ’rodaje más salvaje’ los han dejado boquiabiertos.

El responsable de cargar con el protagonismo fue Martin Shenn, un actor estadounidense que bebía sin parar y fumaba tres paquetes de tabaco al día. Pese a que su poco autocontrol era inadmisible, el director prosiguió con el rodaje, sin esperar que el verdadero terror llegaría después.

PUEDES VER: Project power: ¿qué significa el final de la película de superhéroes de Netflix?
Lazy loaded component

Dennis Hopper, actor inmerso en alcohol y drogas, exigió 25 gramos de cocaína para construir su personaje: un fotógrafo de la guerra. Para su alegría, se los dieron. El monto salió directamente del presupuesto de producción.

Como era de esperarse, la libertad concedida al elenco y la desorganización del equipo dio pie a excesos insospechables. El 5 de marzo de 1977, Martin Sheen sufrió un infarto y fue llevado de emergencia al hospital más cercano de Filipinas.

PUEDES VER: The Batman explorará los traumas de Bruce Wayne, según confirmó el guionista

Cuando Francis Ford Coppola se enteró del hecho, sufrió un ataque epiléptico. No obstante, intentó ocultar lo ocurrido a la distribuidora a United Artists. “Incluso si Martin se muere, no estará muerto hasta que yo lo diga”, aseveró el director de cine.

Cabe resaltar que esa no fue la única ocasión en la que el actor pasó por urgencias. Desbordado por la presión y el alcohol, tuvo un accidente y tuvieron que coserle 20 puntos en la cabeza.