Casos Complejos: evitemos que el Perú se vuelva miserable

Diego Bazán Lopez

diegobazanlopez

13 Nov 2019 | 20:48 h
Una película que retrata la corrupción en el norte del Perú
Una película que retrata la corrupción en el norte del Perú

La cinta del cineasta trujillano Omar Forero se estrena este 14 de noviembre, y cuenta la historia del fiscal Bardales, interpretado por Óscar Alarcón, quien se enfrenta a la delincuencia, el sicariato y la corrupción arraigada en el Poder Judicial del norte peruano.

“Lo importante es evitar que esto se convierta en un sitio miserable, porque sino nosotros mismos nos volvemos miserables”, dicta una de las frases del fiscal Bardales, y que parece retratar muy bien la lucha contra la corrupción que torna nuestro país en el último tiempo.

“La palabra corrupción me parece tan usada, que inclusive pareciera está perdiendo el contenido de su concepto. Pero es tan dramática esa palabra que la corrupción sacrifica el avance de un país, sacrifica a todos los ciudadanos”, comenta el pintor de profesión y protagonista de la película, Óscar Alarcón.

Realidad corrupta

La historia está basada en lo que era el departamento del Ministerio Público de Trujillo, bautizado como “Casos complejos”, que estaba encargada de seguir los casos de extorsiones y sicariato, encabezado por el fiscal Willian Rabanal Palacios, quien actualmente es titular de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo, y lucha, a pesar de tener gran parte del sistema de justicia en contra, por derrocar las mafias en la ciudad trujillana.

A lo largo de la historia se observará la lucha del fiscal contra un sistema de justicia injusto, que muchas veces son agentes aliados del crimen en el norte. La obra de Forero nos muestra un plano general de lo infectado que se encuentra nuestro país.

Un fiscal que se atreverá a luchar contra todo y contra todos

Hablemos de esto

“La gente termina siendo corrupta en el carro, la combi, en los colegios, en cualquier lugar y eso es lo penoso. Nadie quería levantar su voz o resaltar estas cosas corruptas que han venido ocurriendo desde hace un montón de tiempo”, expresa Alarcón.

La normalización o cotidianidad de la corrupción ha sido el principal multiplicador de esta enfermedad, frases como “pero si todo el mundo roba” ha hecho que nuestro país entre a cuidados intensivos.

“Esto ya ha calado a niveles donde ya no tienes que hacer nada más para eso. Ya está resuelto ahí. La gente cree que esto es normal”, comenta.

Lazy loaded component

Con Casos complejos recibimos una invitación a ver en pantalla gigante y en menos de dos horas, la realidad de un Perú abrazado a la corrupción. Podremos ver el guion que se ha estado representando por muchas décadas.