Mindhunter, temporada 2: ¿quién es Wayne Williams, el asesino que cumple dos cadenas perpetuas?

38 años después, sigue diciendo que es inocente. El ‘thriller’ de Netflix regresa para explorar los más famosos casos criminales de EE. UU.

La República
17 M08 2019 | 13:08h

Tras una increíble primera temporada, la segunda entrega de Mindhunter ha llegado por fin a Netflix y sus fans, que esperaron dos años por los nuevos episodios, ya están hablando de sus historias.

El ‘thriller’ policíaco vuelve con nuevos capítulos protagonizados por los agentes del FBI Holden Ford (Jonathan Groff) y Bill Tench (Holt McCallany). En esta ocasión, uno de los episodios tiene el caso de Wayne Williams, hombre que inspiró uno de los capítulos. ¿Cuál fue su crimen?

PUEDES VER: Friends: ¡Atención! empresa pagará mil dólares a quien vea serie 25 horas seguidas

En la temporada 2 de Mindhunter se nos presenta un episodio inspirado en el crimen llamado ‘los niños de Atlanta’, uno de los casos más polémicos en Estados Unidos por su crudeza racial.

La serie de Netflix explica cómo un joven negro acabó con la vida de 28 niños y adolescentes, hechos que ocasionó que la comunidad afroamericana de la época estuviera atemorizada.

Mindhunter: tráiler oficial de la temporada 2

Durante tres años, entre 1979 y 1981, la ciudad de Atlanta vivió sumergida en un estado de psicosis. El primer asesinato atribuido a este caso fue el de Edward Hope Smith, adolescente de 14 años. Su cuerpo se halló una semana más tarde. Apareció en un terreno baldío con un disparo. No muy lejos del lugar, ese mismo día se encontró otro cuerpo, el de Alfred James Evans, de trece años. Según el exagente del FBI Susan E Lloyd, el joven había sido estrangulado.

En 1980 ya habían muerto 12 niños más, y durante ese año se descubrieron otros siete cadáveres. Al siguiente año, el analista del FBI John Douglas llegó a Atlanta para desarrollar un perfil formal de la persona o personas responsables de los asesinatos de niños.

Wayne Williams, acusado de matar a niños entre 1979 y 1981

Douglas creía que se trataba de una persona afroamericana la que estaba detrás de los crímenes, ya que una persona blanca “no podía viajar fácilmente en vecindarios peligrosos de la época".

Y al parecer no se equivocó. Sus investigaciones dieron a parar a Wayne Williams, hombre que fue detenido por una patrulla que escuchó cómo algo pesado había caído al río. Él negó haber arrojado algo en el agua. Pero, apenas dos días después, el cuerpo sin vida de un hombre de 27 años apareció en el río. Acto seguido, Williams fue arrestado.

Tras las investigaciones y posterior juicio, Wayne Williams fue condenado a dos cadenas perpetuas consecutivas, aunque las autoridades creen que es responsable de al menos 23 de los otros asesinatos. De momento, según informó recientemente “The New York Times”, Wayne se encuentra en una prisión a tres horas de Atlanta. Sigue negando que es el asesino de los menores.

Video recomendado