‘Guerreros del futuro’: Una cinta sin guerreros ni futuro [VIDEO]

La República
20 M03 2019 | 13:12h

Dirigida y protagonizado por James Franco junto a Milla Jovovich y Lucy Liu. Una película tan mala que no tiene sobrevivientes. 

Título original: Future World
Dirección: James Franco,  Bruce Thierry Cheung
Guion: Jeremy Cheung, Jay Davis, Bruce Thierry Cheung
Reparto: James Franco,  Suki Waterhouse,  Milla Jovovich,  Lucy Liu,  Margarita Levieva, Snoop Dogg,  Method Man,  Scott Haze,  Ben Youcef,  Wilmer Calderon, Destiny Austin,  David Batchelor,  Elisha Henig,  Jessica Starr Folger,  Tamzin Brown, Lidiya Korotko.

Puedes leer: ‘Capitana Marvel’, Cuando el villano es el machismo 

Trama: 

Un niño se embarca en un viaje a través de un mundo postapocalíptico en su deseo por encontrar una cura para su madre moribunda. 

Crítica:

James Franco es un director que te puede sorprender o decepcionar, ‘Guerreros del futuro’ es esto último. De alguna u otra manera, lo triste de tener alguna expectativa es ver que la peor de tus pesadillas se hace realidad, pero a escala superior. La cinta no tiene ritmo, no tiene sentido, no tiene nada.

Lo peor es el elenco, que parece un grupo de aficionados en vez de actores profesionales. El mismo James Franco se convierte en una sátira de su personaje y el resto le sigue con interpretaciones forzadas y caricaturescas. Un escenario lamentable para un Franco que tiene grandes papeles como en ‘The Disaster Artist’ o ‘127 horas’. 

En resumen, Franco es más actor que director, definitivamente. 

El guion es triste, inentendible, sin pies ni cabeza, da una mezcla de vergüenza ajena e irá por pagar la entrada. Hay varios vacíos argumentales que hacen que la película nunca llegue a un fin o una meta. Va de error tras error. 

Por otra parte, la dirección de arte no cumple con su cometido. Nos están hablando de un mundo apocalíptico y observamos vasos de Whisky, electricidad, música a todo volumen y un par de almacenes que casi son todos los escenarios de la película. En ese mismo rubro va el vestuario que más parece de una tienda de disfraces que para una película de Hollywood. 

Ni el área técnica se salva. La fotografía se pierde en filtros mal usados y los planos de cámara están desaprovechados en las escenas de acción, que ni de acción son.
 

Está película es una mala copia de ‘Mad Max’, en todo sentido, y de ‘Chappie’ o cualquier cinta que tenga un robot con ganas de ser humano. Los mismos clichés sin atisbos de talento. El film es una reunión de amigos que no sabían qué hacer y decidieron producir un largometraje para sustentar alguna inversión. Así de simple.  

Del 1 al 10, tiene un merecido 2.