MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
DINA BOLUARTE - reacciones tras juramentación de la primera presidenta del Perú
Ciencia

La vida en nuestro sistema solar puede haber iniciado en Marte, no en la Tierra

Mientras que la Tierra era un mundo inhabitable, Marte se convertía en un ‘paraíso’ para la vida, según un nuevo estudio.

Representación artística de cómo era Marte hace más de 4.000 millones de años. Imagen: ESO/ M. Kornmesser/ N. Risinger
Representación artística de cómo era Marte hace más de 4.000 millones de años. Imagen: ESO/ M. Kornmesser/ N. Risinger
Ciencia LR

En las últimas décadas, diversas misiones robóticas han buscado en Marte signos de vida —aunque sea extinta—, pero las herramientas de análisis son limitadas. Dado que las muestras de su superficie arribarán recién la próxima década a la Tierra, una alternativa es estudiar los llamados ‘meteoritos marcianos’, fragmentos que salieron expulsados por impactos de asteroides en el planeta rojo y que llegaron luego a nuestro planeta.

Ahora, un equipo científico europeo ha presentado los resultados del análisis de 31 de estas rocas. Sus hallazgos, publicados en Science Advances, sugieren la sorprendente posibilidad de que la vida prosperó en Marte antes que en la Tierra.

Mundo acuático

Las mediciones de isótopos de cromo de alta precisión permitieron identificar que los meteoritos provienen de corteza marciana modificada por el impacto de condritas carbonáceas provenientes del sistema solar exterior. Estas rocas se caracterizan por contener aproximadamente un 10% de hielo y abundante materia orgánica.

“En esa época, Marte fue bombardeado con asteroides llenos de hielo. Ocurrió en los primeros 100 millones de años de la evolución del planeta”, explicó Martin Bizzaro, coautor del estudio y profesor de la Universidad de Copenhague.

Estudios indican que los planetas del sistema solar interior fueron bombardeados por asteroides durante sus primeros millones de años. Imagen: Nature

Con base en la prevalencia de esos cuerpos rocosos en la superficie de Marte, los autores calcularon que dichos impactos llevaron suficiente agua como para cubrir todo el planeta con un océano de 307 metros de profundidad.

Otras investigaciones muestran, además, que la atmósfera de Marte era más parecida a la Tierra durante dicha etapa, lo que permitió un efecto invernadero moderado, el calentamiento de su superficie y la estabilidad del agua líquida.

Primera vida en Marte, luego en la Tierra

Los autores destacan que las condritas carbonáceas también transportaron a la superficie marciana moléculas orgánicas, como los aminoácidos, los bloques que forman las proteínas y, por ende, “son biológicamente importantes para la vida”, señaló Bizzaro.

Hay evidencia de que tal bombardeo de asteroides también ocurrió en la Tierra. Sin embargo, en esa misma época, hace más de 4.500 millones de años, nuestro planeta sufrió un evento catastrófico.

“Se cree que hubo una gigantesca colisión entre la Tierra y otro planeta del tamaño de Marte. Fue un evento que formó el sistema Tierra-Luna y, al mismo tiempo, acabó con toda vida potencial en nuestro planeta”, indicó el experto en formación planetaria.

Por tanto, mientras que Marte tuvo las condiciones para que la vida prospere hasta hace 4.000 millones de años —cuando su campo magnético desapareció y el viento solar evaporó toda su agua superficial—, la Tierra tuvo que recibir un nuevo bombardeo de meteoritos para el surgimiento de la actividad biológica, hace 3.800 millones de años aproximadamente.

Lazy loaded component

Así, la vida se habría extinto en Marte aún en sus formas primitivas; mientras que en la Tierra tuvo tiempo para evolucionar, diversificarse y convertirse en lo que hoy conocemos.