INTER VS. BARCELONA - ¿a qué hora juegan por la Champions League 2022-23?
Ciencia

Descubren que los espermatozoides forman equipos para llegar más rápido al óvulo

¡A corregir los libros! Los espermatozoides no siempre compiten entre ellos, sino que también se apoyan para lograr fecundar un óvulo.

Ilustración de un grupo de espermatozoides. Foto: Washington State University
Ilustración de un grupo de espermatozoides. Foto: Washington State University
Ciencia LR

Desde la escuela nos han enseñado que los espermatozoides compiten en una carrera hacia el óvulo por su propia cuenta, en la que solo gana el más rápido y saludable. Sin embargo, científicos de Estados Unidos han descubierto que a menudo sucede lo contrario: los espermatozoides forman equipos durante su viaje para llegar más rápido a su objetivo.

Dicho comportamiento de los espermatozoides se ha observado en los tractos reproductivos de una amplia gama de especies de mamíferos, indica el artículo en el que describen el hallazgo, publicado este miércoles 22 de septiembre en Frontiers in Cell and Developmental Biology.

Los espermatozoides agrupados están señalados dentro de un óvalo amarillo. Foto: S. Phuyal / S. Suárez / CK Tung.

Los espermatozoides viajan más rápido en grupo

El equipo de investigadores llevó a cabo una serie de experimentos con esperma bovino (considerado similar al esperma humano) y con un dispositivo que simula el fluido viscoelástico por el que viajan las células reproductivas masculinas.

Entonces observaron que aquellos espermatozoides que viajan en grupo tienen más ventajas que los espermatozoides solitarios sin importar la fuerza de la corriente de fluido contra la que deben viajar.

“En general, encontramos que los espermatozoides agrupados nadaban más orientados entre sí en ausencia de flujo, podían nadar río arriba bajo flujos intermedios y resistían mejor un flujo fuerte que los espermatozoides individuales”, señalan en su informe.

Nueva investigación sobre la infertilidad

Según los autores, este hallazgo puede tener implicaciones a futuro para los tratamientos de infertilidad y más allá. Para ello, deben comprender mejor la física de cómo los espermatozoides navegan a través del complejo tracto reproductivo femenino.

“De alguna manera, abrimos nuevas vías para el examen del rendimiento de los espermatozoides”, señaló Chih-Kuan Tung, principal autor del estudio y físico de la Universidad Estatal Técnica y Agrícola de Carolina del Norte.

“A más largo plazo, nuestra comprensión puede proporcionar una mejor selección de esperma utilizado para intervenciones como la fertilización in vitro u otras tecnologías de reproducción asistida”, añadió Tung.