Ciencia

Nave de la NASA a punto de chocar contra un asteroide para intentar desviarlo

Tras 9 meses de viaje, la primera misión de defensa planetaria ya tiene en la mira a la roca espacial y se prepara para el impacto.

La nave DART despegó el 24 de noviembre de 2021 con rumbo al asteroide Dimorphos. Fotocaptura: NASA
La nave DART despegó el 24 de noviembre de 2021 con rumbo al asteroide Dimorphos. Fotocaptura: NASA
Ciencia LR

La nave DART de la NASA está a pocos días de encontrarse con el asteroide Dimorphos, al que impactará para tratar de desviar su órbita. Se trata de la primera misión de defensa planetaria, que en esta oportunidad pondrá a prueba nuestra tecnología para evitar una amenaza espacial en el futuro.

DART (Double Asteroid Redirection Test) despegó el pasado 24 de noviembre en un cohete Falcon 9 de SpaceX. Ahora, tras más de nueve meses de viaje, ha enviado las primeras imágenes de su objetivo, al que ha captado a una distancia de 32 millones de kilómetros.

Sistema binario Didymos captado por la nave DART. Foto: NASA

Dimorphos, de 160 metros de diámetro, es un satélite de otro asteroide más grande, Didymos. Actualmente, ninguno representa peligro para la Tierra, por lo que son el objetivo ideal para esta prueba de redireccionamiento.

Los ingenieros de la NASA calculan que DART interceptará a Dimorphos el próximo 26 de septiembre, cuando el asteroide se encuentre a 11 millones de kilómetros de la Tierra. El evento será transmitido en vivo a través de la agencia espacial.

El plan para desviar un asteroide

En las próximas semanas, antes del impacto, los ingenieros de DART ejecutarán tres maniobras de corrección para refinar su trayectoria hacia el asteroide. La maniobra final se hará el 25 de setiembre y a partir de ese momento dejarán que la nave se guíe de forma autónoma hasta su destino.

La nave DART planea impactar contra el asteroide Dimorphos para alterar su órbita y cambiar su dirección. Foto: NASA

El plan es que la sonda acelere hasta los 6,6 kilómetros por segundo e impacte a Dimorphos para desviar su trayectoria alrededor de Didymos. Un minisatélite con una cámara a bordo (construidos por la Agencia Espacial Italiana) se desprenderá de la nave días antes del choque para registrar todo el acontecimiento.

Después del impacto, el minisatélite examinará el cráter dejado por la nave, así como el estado general del asteroide. No obstante, para comprobar que el objeto se desvió de su órbita —y por tanto determinar si la misión tuvo éxito—, se deberán realizar observaciones desde los telescopios en tierra.

Asimismo, la Agencia Espacial Europea (ESA) planea lanzar en 2024 la nave Hera rumbo a este sistema binario de asteroides para analizar al detalle “la escena del crimen” dejada por DART y así obtener las conclusiones finales sobre esta prueba de defensa planetaria.