ELECCIONES 2022 - Por primera vez Minedu no suspenderá clases escolares a nivel nacional
Ciencia

¿Qué pasó con las tortugas que la URSS envió a la órbita de la Luna?

En 1968, la Unión Soviética se adelantó a la NASA en enviar a los primeros seres vivos rumbo al satélite natural. Conoce la historia detrás de la misión.

La Unión Soviética (URSS) envió a los primeros seres vivos a la Luna, adelantándose a la NASA en la carrera espacial. Foto: composición de Jazmín Ceras / La República / RSC Energía
La Unión Soviética (URSS) envió a los primeros seres vivos a la Luna, adelantándose a la NASA en la carrera espacial. Foto: composición de Jazmín Ceras / La República / RSC Energía
Miguel  Carrasco

En 1968, un año antes de la llegada del hombre a la Luna, la extinta Unión Soviética (URSS) logró una hazaña histórica al enviar a los primeros seres vivos a la órbita del satélite natural de la Tierra.

Los viajeros espaciales eran dos tortugas (Testudo horsfieldii), cuyos nombres eran 22 y 37.

A esas alturas de la carrera espacial entre EE. UU y la URSS, enviar animales al espacio no era una idea nueva. Sin embargo, nunca antes alguna criatura viva se había alejado tanto del planeta azul, casi 385.000 km.

Las tortugas de la estepa de Kazajistán fueron enviadas a la órbita lunar en la sonda Zond 5. Foto: RSC Energía

La misión Zond 5: enviar tortugas al espacio

El 15 de septiembre de 1968, el programa espacial soviético lanzó la sonda Zond 5. Su objetivo era orbitar el satélite e investigar los cambios físicos de los seres vivos cuando se aproximan a la Luna.

El orbitador transportó una gran carga biológica que incluía dos tortugas de la estepa de Kazajistán sometidas al ayuno. También trasladaban huevos de mosca, plantas, semillas y bacterias.

La sonda espacial Zond 5 es transportada en un camión después de su recuperación, 3 de octubre de 1968. Foto: RSC Energía

Ambos reptiles formaban parte de un grupo de ocho tortugas que tenían entre seis y siete años y pesaban entre 340 a 400 gramos. Las otras seis tortugas se quedaron en tierra firme y sirvieron como grupo control para monitorear que los únicos efectos físicos sean los del vuelo espacial.

Las tortugas eran los animales perfectos para la misión Zond 5 porque eran más fáciles de enviar al espacio, por su resistencia a una dieta sin alimento ni bebida y porque sus órganos principales eran parecidos a la de los humanos.

Resultados del experimento

El 21 de septiembre, la nave Zond 5 cayó en el océano Índico después de pasar seis días, 18 horas y 24 minutos en el espacio.

La búsqueda del módulo demoró cuatro días y, adentro, encontraron a las tortugas vivas, pero al borde de la inanición (tenían 39 días en ayuno).

La nave soviética Zond 5 cayó en el Océano Índico con las tortugas vivas, pero cerca del desfallecimiento. Foto: SPKorolovev / RSC Energía

Tras llevarlas a los laboratorios de Moscú, los científicos soviéticos determinaron que las ‘tortugas espaciales’ habían regresado un 10% más ligeras y con un buen apetito.

Además, revelaron que no tenían ninguna diferencia significativa con las tortugas terrestres ni habían estado expuestas a niveles dañinos de radiación.

Tras esos resultados, concluyeron que no había ninguna amenaza para una misión a la Luna tripulada por humanos.

Si bien los soviéticos nunca llegaron al satélite —como sí lo hizo la NASA con su misión Apolo 11—, sus tortugas 32 y 37 han quedado registrados en la historia espacial.