LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Ciencia

Científicos crean embriones artificiales de ratones con cerebros y corazones palpitantes

Por primera vez en la historia se han creado estructuras casi idénticas a los embriones naturales. No se utilizó ningún óvulo, esperma o útero.

Por primera vez en la historia, científicos han embriones artificiales de ratones que tienen tejidos y órganos funcionales. Foto: captura de Youtube / Institute Wezmann
Por primera vez en la historia, científicos han embriones artificiales de ratones que tienen tejidos y órganos funcionales. Foto: captura de Youtube / Institute Wezmann
Ciencia LR

En un laboratorio de Israel, se ha logrado crear por primera vez embriones artificiales de ratones que poseen tejidos y órganos funcionales, como un cerebro, un corazón y un tracto intestinal. Estas estructuras, además, fueron producidas sin necesidad de óvulos, esperma o un útero real; en cambio, solo usaron células madre embrionarias de los roedores.

La histórica hazaña estuvo a cargo de científicos del Instituto Weizmann de Ciencias, cuyo estudio fue publicado el 1 de agosto en la revista Cell.

Las células madres de los ratones fueron ‘cultivadas’ durante más de una semana en un útero artificial —creado por el mismo equipo en 2019— que permite el desarrollo del feto fuera de un entorno natural. Dicho lapso es casi la mitad de tiempo de gestación para el animal.

Del total de células madre que emplearon, solo un 0,5% de ellas logró formar los embriones artificiales.

Según el equipo, liderado por el genetista molecular Jacob Hanna, los embriones sintéticos se parecen a los naturales en un 95%, en su estructura interna, sus tejidos y órganos, y los perfiles genéticos de las células.

En el siguiente vídeo se puede ver el embrión en su día 9 de desarrollo, con un corazón que late, un saco vitelino, una placenta y una circulación sanguínea emergente

Lazy loaded component

Sin embargo, asegura Hanna, como estas formas de vida no son “reales”, no podrán convertirse en animales vivos en un futuro, ya que fallaron en el intento luego de trasplantarlos a los úteros de ratones hembra.

A corto plazo se espera que los embriones sintéticos de laboratorio puedan ayudar a los científicos a comprender el complejo desarrollo embrionario de un mamífero, inclusive el de los seres humanos.

También podría allanar el camino para tener disponibles nuevas fuentes de células y tejidos para el trasplante humano. Por ejemplo, las células de la piel de un paciente con leucemia podrían transformarse en células madre de la médula ósea para tratar su enfermedad.

Embrión sintético de ratón desde el primero hasta el octavo día de crecimiento. Foto: Weizmann Institute/Times of Israel