CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Ciencia

Tormenta solar impacta la Tierra hoy, 21 de julio: ¿qué consecuencias tendrá?

La NASA y la NOAA pronosticaron este fenómeno a raíz de una llamarada expulsada por el Sol el pasado fin de semana con dirección a la Tierra.

Una llamarada solar fue el origen de la tormenta solar en curso. Foto: NASA
Una llamarada solar fue el origen de la tormenta solar en curso. Foto: NASA
Ciencia LR

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE. UU. informó que una tormenta solar, también llamada tormenta geomagnética, se está produciendo en la Tierra desde el martes 19 de julio hasta el este jueves 21 de julio.

Este fenómeno se produce a raíz de una llamarada solar lanzada el pasado 15 de julio con dirección a la Tierra, según el modelo de predicción de la NASA.

La llamarada desencadenó una eyección de masa coronal (CME, por sus siglas en inglés), una expulsión de plasma y campo magnético de la atmósfera del Sol —la corona solar.

La CME viaja a una velocidad promedio de 500 kilómetros por segundo, por lo que tarda unos días en llegar a nuestro planeta. Luego, esta ráfaga de partículas cargadas golpea el campo magnético terrestre y perturba nuestra atmósfera, lo cual causa una tormenta solar.

Según el pronóstico de la NOAA, el momento de mayor intensidad de este fenómeno se producirá este jueves 21 de julio a las 21.00 UTC (hora universal coordinada).

Tormenta solar hoy: ¿qué impacto tiene en los humanos y la tecnología?

Si bien los humanos y el resto de seres vivos en la Tierra estamos protegidos debido al campo magnético, los satélites de comunicaciones y las naves espaciales en la órbita terrestre están expuestos a la radiación generada por estos fenómenos. Asimismo, las redes eléctricas y otros equipos también son vulnerables.

Sin embargo, la CME que alcanzó recientemente nuestro planeta no fue tan masiva, por lo que la tormenta solar que está en curso es de nivel leve (G1) a moderado (G2).

“Se espera que esta tormenta geomagnética solo posea un impacto de leve a moderado, tanto en las operaciones que los satélites normalmente realizan en su órbita alrededor de la Tierra como en las señales de servicios de radiodifusión y GPS”, señala el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

El gráfico muestra como el plasma solar impacta el campo magnético de la Tierra. Imagen: NASA

Eventos de esta magnitud son comunes. En cambio, los de niveles máximos (G4 y G5) —que se esperan para los próximos años, cuando el Sol llegue al pico de actividad de su ciclo de 11 años— suponen una amenaza para la tecnología terrestre.

Un aspecto positivo de las tormentas solares es la aparición de auroras: la interacción de las partículas solares con la parte densa de la atmósfera, entre los 95 y 750 kilómetros de altura, hace visible la radiación luminosa.

Si la tormenta geomagnética tiene suficiente intensidad, las auroras, que normalmente se observan en los polos, podrían ser apreciables en las latitudes medias: por el norte, en partes como el norte de México, EE. UU. y España; por el sur, en Chile, Argentina, Nueva Zelanda, etc.

¿Qué es una tormenta solar o tormenta geomagnética?

En resumen, una tormenta solar o tormenta geomagnética es la perturbación del campo magnético terrestre cuando entra en contacto con una gran cantidad de energía procedente del Sol, muchas veces a causa de una eyección de masa coronal.

¿Por qué se producen las tormentas solares?

El Sol, al tratarse de una estrella con un campo magnético muy variable, desarrolla por periodos una serie de eventos explosivos, tales como las llamaradas solares o las CME.

Esta emisión de partículas de plasma puede suceder espontáneamente o junto a llamaradas solares.

Aunque el campo magnético de la Tierra puede fácilmente repeler el viento solar que llega constantemente, no sucede igual con las CME, cuyas partículas magnetizadas sí pueden golpearlo y causar una tormenta solar: esta energía entra por los polos del planeta, donde inicia la perturbación de la atmósfera.

Lazy loaded component