ELECCIONES 2022 - Dónde votar, a qué hora y todo sobre los comicios municipales de hoy, domingo 2 de octubre
Ciencia

La primera imagen del telescopio James Webb es una ‘ventana’ al universo primitivo

Miles de galaxias en un trozo del cielo del tamaño de un grano de arena. Esta imagen infrarroja es la más profunda del universo jamás tomada. Mírala en tamaño completo.

El cúmulo de galaxias SMACS0723 es la primera imagen científica del James Webb. Foto: NASA
El cúmulo de galaxias SMACS0723 es la primera imagen científica del James Webb. Foto: NASA
Ciencia LR

Este 11 de julio se reveló la primera de las imágenes sin precedentes captadas por el telescopio James Webb de la NASA. Se trata del cúmulo de galaxias SMACS0723, cuya gravedad magnifica las luces del universo primitivo que se encuentran detrás de ella, como si se tratara de una gigantesca ‘ventana al pasado’.

El anuncio de este lunes, a cargo del presidente de los Estados Unidos Joe Biden, es solo un adelanto para lo que vendrá el martes 12 de julio, cuando la agencia espacial muestre una serie de objetos cósmicos, entre exoplanetas, nebulosas y galaxias, con una resolución nunca antes vista.

El cúmulo de galaxias SMACS0723, ubicada a 4.600 millones de años luz de distancia, concentra una masa descomunal. Esto genera un poderoso campo gravitacional que distorsiona y magnifica las luces de las galaxias detrás, a 13.000 millones de años luz.

Así, podemos ver objetos cósmicos que existían cuando el universo tenía solo 800 millones de años, menos de 6% de su edad actual.

Cúmulo de galaxias SMACS 0723, la primera imagen a todo color captada por el telescopio James Webb. Foto: NASA

“Es la vista más detallada del universo primitivo hasta la fecha”, señala el comunicado de prensa de la NASA. Puedes ver la imagen en máxima resolución aquí.

La imagen completa corresponde a un trozo del cielo del tamaño de un grano de arena y revela miles de galaxias.

La potente óptica del James Webb es posible debido a su gigantesco espejo principal (compuesto de 18 segmentos hexagonales) y su arsenal de instrumentos, que captan longitudes infrarrojas. Por eso, es capaz de mirar a través del polvo y el gas cósmico que abunda entre nuestro sistema estelar y los confines del universo.

Este observatorio espacial fue lanzado en diciembre del año pasado y ahora se encuentra a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, desde donde escudriña el cosmos.

La capacidad infrarroja del James Webb también le permite observar la atmósfera de los exoplanetas, algo que nunca antes se ha logrado.

Los objetos cósmicos que serán revelados el martes con un detalle sin precedentes son el exoplaneta WASP-69b, la nebulosa Carina, la nebulosa del Anillo Sur y el Quinteto de Stephan.