LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Ciencia

¿Qué pasa cuando usas orina humana como fertilizante para los cultivos?

La orina producida por el ser humano contiene nitrógeno, fósforo, potasio y micronutrientes, elementos que ayudan a las plantas a crecer.

Lechugas abonadas con orina en un campo de experimentación del Instituto Rich Earth en Michigan, Estados Unidos. Foto: Rich Earth Institute.
Lechugas abonadas con orina en un campo de experimentación del Instituto Rich Earth en Michigan, Estados Unidos. Foto: Rich Earth Institute.
Ciencia LR

La escasez de abonos provocada por la guerra contra Ucrania y la falta de recursos para fertilizantes costosos están haciendo que se busquen alternativas naturales y técnicas antiguas, como el uso de orina humana en las plantas alimenticias.

Un equipo dirigido por el investigador del Instituto Nacional de Investigación Agrícola de Níger (África), Hannatou Moussa, demostró lo que ocurre cuando se utiliza este fertilizante natural para abonar los cultivos, y como desinfectarlo para mantener a todos seguros.

Se reclutó a un conjunto de mujeres de Níger que se ofrecieron como voluntarias para ayudar a Moussa y sus colegas a probar el fertilizante de orina en sus granjas. El primer grupo continuó usando sus métodos agrícolas tradicionales, mientras que el segundo aplicó el fertilizante “humano” a sus parcelas después de recibir varias capacitaciones.

¿Qué contiene la orina?

La orina producida por el ser humano contiene nitrógeno, fósforo, potasio y micronutrientes, elementos que ayudan a las plantas a crecer.

No solo eso, la orina es estéril cuando sale de nuestro cuerpo gracias al amoníaco que contiene, y su simple almacenamiento pasivo de los recipientes a temperaturas entre 22 y 24 °C durante 2 o 3 meses es suficiente para destruir los patógenos restantes que pueden resistir largos períodos dentro del líquido ácido.

Los resultados del experimento

Los expertos indican que durante los primeros años aplicaron la orina como fertilizantes en combinación con abono orgánico, y cuando tuvieron éxito pasaron a probar con la orina sola.

Tras 681 ensayos en tres años (2014 a 2016), quienes usaron la orina experimentaron un aumento promedio del 30% en el rendimiento de la planta mijo perla. El éxito fue tanto que otras mujeres comenzaron a utilizar el fertilizante humano.

“La orina es una opción de fertilizante de bajo riesgo y bajo aporte financiero, lista para su difusión en sitios arenosos del Sahel con bajo nivel de rendimiento de mijo perla”, según el informe.

Lazy loaded component

Para Cara Beal, investigadora de salud ambiental de la Universidad de Griffith, la orina se podría aplicar en los países industrializados, y no solo podría aumentar el rendimiento de los cultivos y reducir los combustibles fósiles, sino también lograr que los sistemas de saneamiento sean más sostenibles.

Dos años después del experimento en Níger, más de 1000 agricultoras empezaron a emplear la orina como fertilizante para sus cultivos.

Copa de Oro de la Orina

Año tras año, unas 200 personas compiten por la ‘Copa de Oro de la Orina’ en Battleboro, un pintoresco pueblo estadounidense de Vermont. El objetivo del concurso: recolectar orina para abonar los cultivos.

El evento está organizado por el Rich Earth Institute, una organización sin ánimo de lucro que pasteuriza la orina donada y la suministra a las granjas para que la utilicen en lugar de los fertilizantes sintéticos.