PARO DE TRANSPORTISTAS DEL 4 DE JULIO - ¿quiénes se suman a la protesta y cuáles son sus exigencias? DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Suspenden temporalmente visitas al museo y monumento

El coronavirus pierde en minutos el 90% de su capacidad de infectar en el aire, según estudio

Una investigación realizada por científicos del Reino Unido demuestra que el coronavirus tiene un tiempo reducido para infectar a los humanos a través del aire.

Según el autor principal del estudio, existe un mayor riesgo de exposición “cuando estás cerca de alguien”, aunque no minimiza la infección en los espacios mal ventilados. Foto: AFP
Según el autor principal del estudio, existe un mayor riesgo de exposición “cuando estás cerca de alguien”, aunque no minimiza la infección en los espacios mal ventilados. Foto: AFP
Ciencia LR

Según un nuevo estudio sobre la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 por el aire, el patógeno pierde el 90% de su capacidad de infección en sus primeros 20 minutos tras la exhalación. Incluso, los autores reportan que la mayor pérdida sucede en los primeros cinco minutos.

Jonathan Reid, el autor principal del estudio, sostuvo ante The Guardian que el mayor riesgo de exposición “es cuando estás cerca de alguien”, aunque no minimiza que sucedan contagios en los espacios mal ventilados.

“Significa que si me reúno con mis amigos para almorzar en un bar hoy, el principal riesgo probablemente sea que yo se lo transmita a ellos (o viceversa), en lugar de que lo transmita a alguien al otro lado de la habitación”, declaró Reid al diario británico.

Por esa razón, también enfatizó en la necesidad del uso de mascarillas y de reuniones breves cuando las personas no pueden distanciarse mucho físicamente. “Cuando te alejas, no solo se diluye el aerosol, sino que también hay menos virus infeccioso porque el virus ha perdido infectividad (como resultado del tiempo)”, sostuvo.

La investigación, aún no revisada por la comunidad de expertos, analizó la supervivencia de tres variantes del coronavirus (alfa y dos variantes locales de Reino Unido) en aerosoles. Ahora, buscan comenzar los experimentos con el linaje ómicron.

PUEDES VER: Aplicar dosis de refuerzo frecuentes podría estresar el sistema inmune, advierte la EMA

El virus reduce su capacidad de infectar a los humanos porque el aire seca las partículas virales y porque el ambiente tiene un nivel menor de dióxido de carbono a diferencia de los pulmones.

Hasta la fecha, los estudios sobre la supervivencia del coronavirus en el aire se basaron en experimentos con tambores Goldberg, una especie de recipiente giratorio potente que simula un ambiente de aerosol, pero que no es exacto la tos humana normal.

Sin embargo, la reciente investigación de la Universidad de Bristol utilizó un nuevo dispositivo para este fin: una especie de cápsula que analiza las partículas del SARS-Cov-2 mientras se puede regular la temperatura, humedad y rayos UV del ambiente. Luego, las partículas eran depositadas en una muestra de células para ver si las podían infectar.

De esa manera, el estudio concluyó que el coronavirus pierde infectividad más rápido en el aire seco que en el aire húmedo, donde lo hace más gradualmente.

PUEDES VER: ¿Cómo enfrentar la COVID-19 en casa y cuándo es tiempo de ir al hospital?

En el primer escenario (un ambiente seco parecido al de una oficina), la infectividad caía más del 50% en solo cinco segundos. Por el contrario, en el segundo (con una humedad similar al de una ducha), la infectividad demoraba veinte minutos en disminuir hasta 10%.

“Esta es la primera vez que alguien ha podido simular realmente lo que le sucede al aerosol durante el proceso de exhalación”, dijo Reid, quien también es director del Centro de Investigación de Aerosoles.