EN VIVO - Uruguay vs. Paraguay: sigue el minuto a minuto del duelo por las Eliminatorias Qatar 2022

Una manipulación celular “cura la diabetes” y se espera replicarla en humanos

Una terapia consiguió controlar en dos semanas los niveles graves de glucosa en ratones. Esta es una esperanza para las 420 millones de personas que sufren la enfermedad en el mundo.

Células beta secretoras de insulina humana bajo el microscopio. Foto: Laboratorio Millman
Células beta secretoras de insulina humana bajo el microscopio. Foto: Laboratorio Millman
Ciencia LR

Investigadores de la Facultad de Medicina en la Universidad de Washington (Estados Unidos) tuvieron éxito al aplicar una técnica que convierte células madre humanas en células beta pancreáticas productoras de insulina, hormona reguladora de los niveles de glucosa en la sangre, las cuales consiguieron “curar” la diabetes, una enfermedad crónica padecida por aproximadamente 420 millones de personas en el mundo.

Los resultados de este estudio están disponibles para su lectura en la revista Nature Biotechnology desde el 24 de febrero de 2020.

Según un comunicado de la mencionada casa de estudios, el investigador principal Jeffrey R. Millman, profesor asistente de medicina y de ingeniería biomédica, apuntó que los ratones usados en el estudio presentaban un cuadro grave de diabetes con más de 500 miligramos de azúcar por decilitro de sangre, una cantidad exagerada para una persona.

PUEDES VER: Eclipse lunar: cómo y a qué hora verlo en cada país de América

“Cuando les dimos a los ratones las células secretoras de insulina, en dos semanas sus niveles de glucosa en la sangre habían vuelto a la normalidad y permanecieron así durante muchos meses”, añadió Millman.

Gran parte de los diabéticos debe portar en todo momento un glucómetro, lancetas, algodón, pastillas, insulina y agujas pequeñas. Foto: Unsplash

Las células madre “pluripotentes” son como fragmentos diminutos del organismo ‘en blanco’, es decir, pueden convertirse en otras células para ‘copiar’ sus funciones, semejantes a reposiciones naturales. Durante años, los científicos han ido perfeccionando esta capacidad proponiendo sus técnicas en modelos animales. Ahora, tras haber observado los efectos positivos en los ratones, el objetivo es entender de forma más profunda cómo manipular las células productoras de insulina que tanto le hacen falta a las personas diabéticas.

El problema es que a veces, en esa conversión celular, se producen otros organismos. Aunque no son dañinas, limitan la reparación con células madre por ser “menos relevantes desde el punto de vista terapéutico”.

PUEDES VER: Rover Perseverance descubre “algo que nadie ha visto antes” en Marte

“Se necesitan alrededor de mil millones de células beta para curar a una persona con diabetes. Pero si una cuarta parte de las células que produce son en realidad células del hígado u otras células del páncreas, en lugar de necesitar mil millones de células, necesitará 1,25 mil millones de células. Hace que curar la enfermedad sea un 25% más difícil”, explicó el profesor Millman al respecto.

Muchas veces, la desinformación no permite tomar buenas decisiones para nuestra salud. Esta infografía servirá de ayuda. Foto: La República Arequipa

Precisamente, a fin de mejorar la técnica, el equipo científico probó enfocar su terapia en el citoesqueleto, una red de filamentos proteicos que dan forma a la célula e interviene en su tarea de transporte y movilidad. El control de una de sus proteínas llamada actina vela por la eficiencia de la producción de células de insulina.

Todavía queda un trecho por recorrer si queremos aplicar esta terapia a los humanos, de acuerdo al comunicado emitido. El siguiente pasó será probar el método en un número más grande de animales.