Ciencia

Rusia hace pruebas con misil antisatélites que indignan al jefe de la NASA

La comunidad espacial ha criticado la prueba de misil originada por Rusia, la cual hizo estallar uno de sus propios satélites.

La agencia rusa Roscomos restó importancia al incidente con el misil. Foto: La Tercera/referencial
La agencia rusa Roscomos restó importancia al incidente con el misil. Foto: La Tercera/referencial
Ciencia LR

El jefe de la NASA, Bill Nelson, dijo este lunes 15 de noviembre que estaba “indignado” por la prueba de misiles espaciales rusos que provocó una nube de escombros y obligó a los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI) a tomar acciones evasivas.

“Con su larga historia en vuelos espaciales tripulados, es impensable que Rusia ponga en peligro no solo a los astronautas estadounidenses e internacionales en la EEI, sino también a sus propios cosmonautas”, así como a los astronautas chinos a bordo de la estación espacial de su país, dijo Nelson en un comunicado.

EE. UU. critica a Rusia por prueba de misil

Estados Unidos también criticó a Rusia por haber llevado a cabo una prueba de misil que hizo estallar uno de sus propios satélites, lo cual provocó escombros que consideró amenazantes para los astronautas de la Estación Espacial Internacional (EEI).

“Hoy temprano, Rusia llevó a cabo de manera irresponsable una destructiva prueba de misiles antisatélite de ascenso directo contra uno de sus propios satélites”, dijo el secretario de Estado, Antony Blinken.

Añadió que esta acción ha “generado más de 1.500 desechos orbitales rastreables y cientos de miles de pedazos más pequeños de restos orbitales que ahora amenazan los intereses de todas las naciones”.

La Estación Espacial pasa “a través o cerca de la nube (de escombros, ndlr) cada 90 minutos”, confirmó la NASA en un comunicado.

Estados Unidos y la NASA han criticado el accionar de Rusia con un misil antiesatélite. Foto: NASA

Durante el segundo y tercer pasaje, entre las 2.00 y las 4.00 horas EST, las siete personas a bordo de la EEI se refugiaron en sus naves, amarradas a la estación, preparadas para una posible evacuación de emergencia.

Son cuatro astronautas estadounidenses, un alemán y dos rusos. Esta medida se tomó específicamente sobre la base de una evaluación de riesgos de la NASA.

Blinken prometió que Estados Unidos “trabajará con (sus) aliados y socios para tratar de responder a este acto irresponsable”.

La prueba del arma antisatélite (ASAT) por parte de Rusia supone una rara demostración de fuerza de Moscú criticada por la comunidad espacial debido al riesgo que genera para las tripulaciones en la órbita terrestre baja.

Más temprano, el Comando Espacial de Estados Unidos, dependiente del Pentágono, había informado que se estaba investigando un “incidente generador de escombros en el espacio exterior” que había provocado que los astronautas de la EEI se prepararsen para una posible evacuación de la instalación.

“El Comando Espacial de Estados Unidos está al tanto de un incidente generador de escombros en el espacio exterior. Estamos trabajando activamente para definir las características del campo de escombros y continuaremos asegurándonos de que todas las naciones espaciales tengan la información necesaria para maniobrar satélites en caso de impacto”, había indicado la agencia federal.

Roscomos, contraparte rusa de la NASA, restó importancia al incidente. “La órbita del objeto, que obligó a la tripulación hoy a moverse hacia la nave espacial de acuerdo con los procedimientos estándar, se ha alejado de la órbita de la EEI. La estación está en la zona verde”, aseguró la agencia rusa en su cuenta de la red social Twitter.

Con información de AFP.