Elefantes están evolucionando para no tener colmillos como respuesta a la caza furtiva

La brutal matanza de una especie de elefantes por sus colmillos de marfil ha originado esta respuesta evolutiva en las nuevas generaciones, afirman los científicos.

Tres décadas después del periodo más brutal de caza durante la guerra civil de Mozambique, algunos elefantes continúan heredando esta característica. Foto: The Independent
Tres décadas después del periodo más brutal de caza durante la guerra civil de Mozambique, algunos elefantes continúan heredando esta característica. Foto: The Independent
Ciencia LR

La caza ilegal de marfil en el continente africano ha generado las condiciones favorables para que la población de elefantes sin colmillos sea cada vez mayor, según detalla una investigación publicada en la revista Science y llevada a cabo con una población de 700 elefantes en el Parque Nacional de Gorongosa, en Mozambique.

En dicho lugar, la población de los grandes herbívoros se redujo en un 90%, durante los quince años en que el país atravesó una guerra civil (1977-1992). En dicho periodo, la venta de marfil servía para financiar el conflicto social.

Si bien la carencia de colmillos antes de este evento sucedía de manera natural en algunas elefantes hembras, la población sin estos caninos era una minoría. No obstante, un par de generaciones después, los efectos continuaban siendo evidentes y mayores.

PUEDES VER: Descubren en China un antiguo escorpión marino de un metro de largo

Los expertos en elefantes quedaron intrigados por este fenómeno ocurrido en el parque de Gorongosa, así que decidieron investigar con precisión cómo esta evolución selectiva funcionaba y qué relación tenía con el aumento de caza ilegal durante esas dos décadas.

La explicación arrojó causas genéticas concernientes al sexo de los animales, los cuales generaron un fenotipo sin colmillos con más probabilidades de sobrevivir frente a la caza furtiva.

El secuenciamiento de genomas de elefantes machos y hembras halló dos genes dentales en el cromosoma X, de los cuales uno estaba asociado a un síndrome letal que frenaba el desarrollo de los colmillos.

PUEDES VER: Reconstruyen rostros de tres momias egipcias de más de 2.000 años

Los hallazgos revelaron que la mortalidad de los fetos de elefantes machos, con esta variación genética, es mayor que el de las hembras. Por tal razón, como resultado de la matanza de elefantes con colmillos (en su mayoría, de sexo masculino), la población de hembras se convirtió en predominante y así sus características genéticas.

A esta causa, además se le suma que la mitad de crías de elefantes machos con una madre sin colmillos desarrollará en su etapa embrionaria esta anomalía. Por dicha razón, las hembras serán quienes sobrevivan al parto.

PUEDES VER: Los vikingos ya vivían en América 500 años antes de la llegada de Colón, revela estudio

Los colmillos de los elefantes cumplen una función crucial en el desarrollo de sus vidas, ya que les permite defenderse, derribar árboles y hasta cavar para buscar agua y otros minerales nutritivos.

Robert Pringle, investigador principal del estudio, espera que este problema sea reversible al ritmo de conservación que se ha dado en el parque nacional desde 1990, un número casi tres veces mayor que la población en aquella época.