Los vikingos ya vivían en América 500 años antes de la llegada de Colón, revela estudio

Un nuevo hallazgo en Canadá confirma que los vikingos estaban asentados en nuestro continente desde hace más de mil años.

Los piezas claves para la investigación se encontraron en el ayuntamiento vikingo L’Anse aux Meadows, ubicado en Canadá. Foto: Greelane
Los piezas claves para la investigación se encontraron en el ayuntamiento vikingo L’Anse aux Meadows, ubicado en Canadá. Foto: Greelane
Ciencia LR

Un reciente estudio publicado en la revista Nature evidenció la presencia de los vikingos en América del Norte hace exactamente 1.000 años, incluso medio milenio antes de que llegaran Cristóbal Colón y sus exploradores. El hallazgo no solo revela con precisión la presencia vikinga en territorio americano, sino que también significa una prueba más de la expedición trasatlántica de los nórdicos, contada solo a través de relatos orales.

El equipo del Centro de Investigación con Isótopos de la Universidad de Groninga (Países Bajos) analizó tres trozos de madera cortadas de distintos árboles: un abeto de Navidad, un enebro y una tuya. Estos fueron hallados en un antiguo asentamiento llamado L’Anse aux Meadows, conocido también como “La ensenada de las medusas”.

PUEDES VER: Detectan un nuevo fenómeno dentro de la Tierra que podría aumentar terremotos y erupciones volcánicas

Este lugar arqueológico que alberga casas vikingas está ubicado en la isla de Terranova, Canadá, y fue descubierto en los años 60 y reconocido por la Unesco como patrimonio en 1978. En esos años, los rastros de sus constructores fueron detectados a través de la madera de las edificaciones, muchas de las cuales presentaban un corte angular y preciso que solo podría haberse realizado con hachas y otras herramientas puntiagudas. Cabe recordar que las civilizaciones contemporáneas desconocían la metalurgia.

En este nuevo hallazgo, la madera también fue el material delator. Sin embargo, la referencia clave fue una inusual tormenta solar sucedida en el año 992, que llegó a la Tierra y produjo un alza en los niveles de carbono. Este exceso de radiocarbono, registrado en los anillos de los árboles, permitió dar con la fecha exacta en que estos fueron cortados, mas no desde cuándo los vikingos se asentaron.

PUEDES VER: Histórico: cirujanos logran conectar un riñón cultivado en un cerdo a un paciente humano

Según Michael Dee, director de la investigación, la novedosa técnica para descubrir cuándo ya estaban los vikingos se debió gracias a dos enfoques científicos: la dendrocronología y la cronología por isotopos.

La primera estudia la vida de los árboles milenarios a través de los anillos concéntricos de su tronco, los cuales marcan su edad y también otras condiciones ambientales contemporáneas, como erupciones volcánicas, glaciaciones y distintos cambios climáticos.

Por otro lado, la cronología por isotopos, materia en que Dee es especialista, estudia cómo los elementos químicos varían su composición atómica a causa de la radiación. Y la tormenta del año 992 dejó su anomalía grabada en carbono 14.

PUEDES VER: Embarazadas necesitan más la segunda vacuna para tener inmunidad contra COVID-19

“Al medir la concentración de radiocarbono en los anillos de la madera vikinga, pudimos encontrar ese mismo pico y saber de ahí que ese anillo es del 993. Ya solo teníamos que contar hacia el borde de la corteza para determinar cuando se formó el último anillo, es decir, cuando talaron el árbol”, sostuvo el científico holandés. “Aplicamos el mismo método a los tres trozos de madera diferentes de tres árboles distintos y todos devolvieron la fecha de corte del 1021″, añadió.

“Todas las pruebas arqueológicas sugieren que su estancia fue relativamente breve”, señaló Dee.