Físicos alemanes logran la temperatura más fría jamás registrada: a 38 billonésimas del cero absoluto

Hicieron que un gas magnetizado bordee el límite de los -273,15 °C, lo más frío que puede existir en el universo.

Los científicos lograron que un gas magnetizado 'roce' el cero absoluto. Imagen referencial: JPL / NASA
Los científicos lograron que un gas magnetizado 'roce' el cero absoluto. Imagen referencial: JPL / NASA
Ciencia LR

Un equipo de físicos alemanes ha batido el récord de la temperatura más fría jamás medida en un laboratorio. Lograron que una nube de gas magnetizado se enfríe hasta llegar a 38 billonésimas de grado por encima del cero absoluto (-273,15 °C), el límite que indica lo más frío que puede existir en el universo.

Dado que el calor se produce por el movimiento de los conjuntos de átomos (moléculas), los investigadores buscan ralentizarlos al máximo para conseguir temperaturas extremadamente frías. Cuando se llega a -273,15 °C, ya no debería haber movimiento molecular: es el cero absoluto.

En un experimento sin precedentes, los científicos de la Universidad de Bremen insertaron alrededor de 100.000 átomos de gas rubidio en un campo magnético dentro de una cámara de vacío. Luego, enfriaron la cámara hasta 2.000 millonésimas de grado por encima de cero absoluto, lo que ya era un nuevo récord de temperatura fría.

Sin embargo, el equipo quiso llegar más lejos. Para ello necesitaban imitar las condiciones del espacio exterior.

Llevaron la cámara hasta la torre de Bremen de la Agencia Espacial Europea (ESA) para dejarla caer desde la cima. En medio de la caída libre, el vacío de la cámara, y el campo magnético, los átomos de rubidio se liberaron de la gravedad y desaceleraron su movimiento hasta casi detenerse.

Lo que obtuvieron fue un condensado de Bose-Einstein —también considerado el quinto estado de la materia— que durante dos segundos se mantuvo a una temperatura de 38 billonésimas de grado por encima del cero absoluto.

El récord anterior lo ostentaban científicos el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) en Boulder, Colorado, quienes usaron láseres especializados para lograr 36 millonésimas de grado por encima del cero absoluto, informó LiveScience.

El lugar natural más frío conocido del universo es la nebulosa Boomerang, ubicada en la constelación de Centauro, a 5.000 años luz de la Tierra. La temperatura en esa región del cosmos es de -272 °C, señala la ESA.

Los autores del nuevo estudio, publicado en Physical Review Letters, indicaron que, en teoría, podrían mantener la temperatura lograda hasta por 17 segundos en condiciones de total ingravidez, como en el espacio.

Según el MIT, entre las potenciales aplicaciones de las temperaturas ultrafrías, destaca el mejoramiento de las computadoras cuánticas.