EN VIVO - Sporting Cristal vs. Alianza Lima: sigue el minuto a minuto del partido por la final de la Liga 1 Betsson

Captan imágenes que presagian cómo acabará nuestro sistema solar tras la muerte del Sol

Astrónomos detectaron el cadáver de una estrella que era como el Sol, acompañada de un único planeta superviviente.

Representación de la estrella en su fase de gigante roja mientras expulsa sus capas (el gas llega hasta el planeta) antes de convertirse en una enana blanca. Imagen: Observatorio WM Keck / Adam Makarenko
Ciencia LR

Un equipo internacional de investigadores ha encontrado los restos de un sistema planetario que permiten vislumbrar el futuro de nuestro sistema solar tras la muerte del Sol. El nuevo hallazgo, publicado en la revista Nature, se trata de una estrella enana blanca acompañada por un planeta similar a Júpiter.

¿Qué tiene que ver con el futuro de nuestro vecindario cósmico?

Dentro de unos cinco mil millones de años, el Sol agotará su combustible y comenzará a ser desestabilizado por su propia masa, proceso que calentará y expandirá las capas externas que engullirán a Mercurio, Venus y posiblemente la Tierra.

A esta etapa, la de gigante roja, le seguirá otra en la que expulsará su envoltura y formará una nebulosa planetaria en cuyo centro aún brillará el núcleo desnudo de lo que fue el Sol, una estrella enana blanca.

Aunque hay estudios que afirman que los planetas a una distancia como la de Júpiter podrían sobrevivir a la muerte del Sol, las evidencias observacionales son aún escasas.

Representación de las ruinas de un sistema planetario, un planeta similar a Júpiter orbitando una enana blanca. Imagen: Observatorio WM Keck / Adam Makarenko

PUEDES VER: Lanzan programa de realidad virtual para que explores el universo por tu cuenta

El nuevo descubrimiento

Las imágenes de alta resolución obtenidas desde el Observatorio Keck (Hawái) revelan que la enana blanca recién descubierta tiene un 60% de la masa del Sol y que su exoplaneta superviviente es un mundo gaseoso gigante con una masa un 40% mayor que la de Júpiter.

El planeta gira en torno a la estrella en una órbita amplia, por lo menos a tres veces la distancia que existe entre la Tierra y el Sol.

“Este hallazgo confirma que los planetas que orbitan a una distancia suficientemente grande pueden seguir existiendo después de la muerte de su estrella”, subraya Joshua Blackman, investigador de la Universidad de Tasmania (Australia) que encabeza el estudio.

Lazy loaded component
PUEDES VER: “Nunca hemos visto nada parecido”: extraña señal de radio llega del centro de la Vía Láctea

Dado que este sistema es un análogo a nuestro propio sistema solar, sugiere que Júpiter y Saturno podrían sobrevivir a la fase de gigante roja del Sol.

“Dado que el 97% de las estrellas de nuestra galaxia se convertirán en enanas blancas, este descubrimiento y los que le sigan nos permitirán vislumbrar el futuro de los exoplanetas”, indica por su parte Camilla Danielski, investigadora del IAA-CSIC.

El equipo de investigación tiene previsto incluir sus resultados en un estudio estadístico para averiguar cuántas otras enanas blancas cuentan con supervivientes planetarios intactos.

Con información de EFE