Científicos descubren que hay pistas en el ADN que pueden anticipar muertes por paro cardíaco

Lamentablemente, solo se consigue reanimar al 6% de pacientes que sufren muerte súbita, aunque estén dentro de un entorno hospitalario. Los hombres fallecen dos veces más que las mujeres.

Los científicos siguen estudiando por qué algunas personas tienen predisposición a sufrir ataques cardíacos. Foto: Flipboard
Los científicos siguen estudiando por qué algunas personas tienen predisposición a sufrir ataques cardíacos. Foto: Flipboard
Agencia Sputnik News

Científicos del Instituto de Terapia y Medicina Profiláctica de la sucursal siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia, situada en Novosibirsk, hallaron marcadores genéticos —segmento del ADN— de la propensión de una persona a morir súbitamente de un paro cardíaco. El descubrimiento podría ayudar a disminuir la mortalidad, informó la experta de este instituto Anastasía Ivanova.

La muerte súbita cardíaca es uno de los problemas de la sanidad contemporánea. Una persona aparentemente sana fallece en una hora por problemas cardiovasculares que no podía conocer.

Cerca de la mitad de las personas que mueren por dificultades en el corazón tienen muerte súbita, los hombres dos veces más a menudo que las mujeres. Se logra reanimar solo al 6% de este tipo de pacientes, aunque estén hospitalizados.

PUEDES VER: Astrónomos detectan una “ventana al pasado” que permite ver 9.400 millones de años atrás

Según Ivanova, la muerte súbita por un fallo del corazón se debe a diversos factores, tanto genéticos como no genéticos. Se estudió un gran número de mutaciones y de polimorfismo de genes, que podrían ayudar a descubrir esta predisposición.

“Logramos detectar ciertos marcadores que ayudarían a crear un sistema de diagnóstico de la predisposición a la muerte súbita cardíaca, y empezar oportunamente las actividades de prevención de este desenlace mortal. Podría tratarse tanto de fármacos y de asistencia instrumental como del cambio de modo de vida”, dijo a los periodistas.

La científica al mismo tiempo señaló que “de momento es un estudio de carácter fundamental con perspectiva de uso práctico en el futuro”, y que todavía es necesario efectuar estudios adicionales de polimorfismo y de mutaciones de genes.