El misterioso hallazgo de 461 objetos en el sistema solar ayudaría a buscar al Planeta Nueve

Astrónomos creen que existe un quinto gigante gaseoso que habría sido expulsado del sistema solar interior. Las respuestas podrían ser halladas en los alrededores del Cinturón de Kuiper, a una distancia de millones de kilómetros de la Tierra.

Representación artística del cinturón de Kuiper, un conjunto de cuerpos que orbitan entre 30 a 50 Unidades Astronómicas. A la derecha, el hipotético Planeta Nueve. Foto: NASA
Representación artística del cinturón de Kuiper, un conjunto de cuerpos que orbitan entre 30 a 50 Unidades Astronómicas. A la derecha, el hipotético Planeta Nueve. Foto: NASA
Ciencia LR

Un grupo amplio de astrónomos presentó los resultados de su búsqueda de objetos externos del sistema solar en los seis años de datos recopilados por el Dark Energy Survey —observatorio dedicado a estudiar la dinámica de la expansión del universo— y encontró 461 enigmáticos objetos transneptunianos (TNO); es decir, más allá de la órbita de Neptuno, que fueron reportados por primera vez. El artículo preliminar se aloja en la plataforma de Arxiv.org.

“Este catálogo tiene 817 objetos confirmados (461 descubiertos por primera vez en este trabajo)”, escribieron los firmantes del estudio enviado a la revista American Astronomical Society para su evaluación.

En un principio, el Dark Energy Survey no se utilizó para detectar TNO. El observatorio se destinó a investigar supernovas y cúmulos de galaxias, entre agosto de 2013 y enero de 2019, para intentar descifrar la mecánica de la energía oscura, la que estaría acelerando la expansión del universo a gran escala.

Asimismo, más allá de Plutón, desde el año 2016, los astrónomos Konstantin Batygin y Michael E. Brown, de la División de Ciencias Geológicas y Planetarias en el Instituto de Tecnología de California (Caltech, Estados Unidos), creen que existe un quinto gigante gaseoso que fue expulsado del sistema solar interior a través de su evolución, denominado Planeta Nueve. La información actual ayudaría a continuar esta búsqueda debido a la visión profunda del sistema solar.

Para los astrónomos, al referirse al estudio preliminar de este mes, como las órbitas de los cuerpos observados casi no son perturbadas, los TNO conservan aún las huellas del sistema solar primitivo.

Un subconjunto de órbitas de los mencionados son extremas, a una distancia media de 150 Unidades Astronómicas —cada UA equivale a 150 millones de kilómetros—, lo cual correspondería a un gran alboroto gravitacional que se relacionaría a la presencia del hipotético Planeta Nueve.

“El nuevo catálogo agrega otros nueve TNO extremos a la mezcla, cuatro de los cuales tienen ejes semiprincipales mayores de 230 unidades astronómicas”, informó Science Alert.

El 20% de todos los TNO se han descubierto a través de los datos de Dark Energy Survey y será valioso para “pruebas estadísticas más detalladas”.