VIRUELA DEL MONO - México reporta su primer caso positivo ¡REAL MADRID CAMPEÓN! - Merengues vencieron 1-0 al Liverpool y se quedaron con la 'Orejona'

El trozo de una estrella muerta atraviesa la Vía Láctea a 3,2 millones de km/h

En un comunicado de prensa, la Universidad de Boston precisó que este disparo cósmico se ha generado por una supernova que continúa impulsándose hacia adelante.

Arte de una supernova expulsando una estrella enana blanca. Foto: Mark Garlick / Science Photo Library
Arte de una supernova expulsando una estrella enana blanca. Foto: Mark Garlick / Science Photo Library
Ciencia LR

El profesor J. J. Hermes, asociado al Departamento de Astronomía e Instituto de Investigación Astrofísica en la Universidad de Boston (Estados Unidos) —con el apoyo de sus colegas del Reino Unido y España—, informó que el trozo de una enana blanca, remanente estelar que ya agotó su combustible, se está dirigiendo al borde de la Vía Láctea a una velocidad de casi 3,2 millones de km/h.

Los resultados pueden ser revisados en una publicación de The Astrophysical Journal Letters.

La estrella de donde proviene el gran fragmento es conocida como LP 40-365 y está a unos 2.000 años luz de la Tierra. En un comunicado de prensa del 2 de agosto, se explica que este disparo cósmico se ha generado por una supernova “que todavía se está impulsando hacia adelante”.

“Haber pasado por una detonación parcial y aún sobrevivir es muy divertido y único, y solo en los últimos años hemos empezado a pensar que este tipo de estrella podría existir”, mencionó Odelia Putterman, exalumna de Hermes y coautora del presente estudio.

Gracias a los datos del Telescopio Espacial Hubble de la NASA y del Satélite de Estudio de Exoplanetas en Tránsito (TESS), Putterman y Hermes descubrieron que el trozo ‘fugitivo’ no solo está dejando atrás a la Vía Láctea, sino que gira una vez cada nueve horas.

“Profundizamos un poco más para averiguar por qué ese residuo se estaba volviendo más brillante y más débil, y la explicación más simple es que estamos viendo algo en (su) superficie girar hacia adentro y hacia afuera de la vista”, dijo el profesor Hermes.

Según la NASA, si en los sistemas binarios de estrellas una enana blanca transfiere demasiada masa a su compañera, puede crearse una supernova. A causa de que la rotación del ejemplar es lenta, los expertos sostienen que se trata de una metralla estelar expulsada por una explosión.

Ante este fenómeno espacial, Putterman precisó que “al comprender lo que está sucediendo con esta estrella en particular, podemos comenzar a comprender lo que está sucediendo con muchas otras estrellas similares que provienen de una situación similar”.

Luego, Hermes opinó que “estas son estrellas muy extrañas (...). Lo que estamos viendo son los subproductos de reacciones nucleares violentas que ocurren cuando una estrella estalla”.