EN VIVO - Alianza Lima vs. Melgar: sigue las incidencias del partido por la Liga 1

¿Cuál es el futuro del uso de la mascarilla cuando se vaya completando la vacunación?

En este periodo, la mascarilla todavía forma parte de los protocolos básicos contra el contagio de la COVID-19. Sin embargo, ¿este método de prevención se mantendría a largo plazo?

Ante el descubrimiento de nuevas variantes de preocupación del coronavirus, la mascarilla estará al pie del cañón para protegernos de la infección. Foto: difusión
Ante el descubrimiento de nuevas variantes de preocupación del coronavirus, la mascarilla estará al pie del cañón para protegernos de la infección. Foto: difusión
Ciencia LR

Este 27 de julio, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, actualizó el manual de actividades seguras —vía web— en épocas del coronavirus. La institución gubernamental recalcó que ante la proliferación de la variante Delta, la población debe evitar contagiarse usando mascarillas en lugares públicos y en sitios cerrados si el riesgo de transmisión es alto.

A raíz de estas nuevas directrices y el proceso de vacunación cada vez más acelerado en todos los países, surgen preguntas que se han vuelto tópicos recurrentes: ¿Hasta cuándo nos seguiremos colocando la doble mascarilla? ¿Nos acompañará este objeto anti-COVID-19 hasta que las amenazas de la pandemia disminuyan enormemente?

El Centro Médico de la Universidad Rush (Chicago, Illinois) informó mediante un comunicado que Michael Lin, experto en enfermedades infecciosas, ha ensayado algunas respuestas relacionadas al tema.

Lin explicó que si bien gran porcentaje de los habitantes por país está ya vacunado, las variantes del coronavirus sí pueden llegar a colarse en el organismo de las personas que han recibido la inyección contra la enfermedad. Por tal motivo, el portar cubrebocas también cuida a los demás y es sumamente difícil, por ahora, reflexionar sobre el fin de esta medida.

Además, la consideración de abandonar este protocolo principal, aunque sea paulatinamente, debe evaluarse acorde a las estadísticas de contagio y mortalidad de cada país. Se asume como primordial utilizar el tapabocas en supermercados, filas para gestiones bancarias, transporte público o eventos deportivos bajo techo, porque en las aglomeraciones se gestan más transmisiones del virus, tal y como lo describe el comunicado.

Inclusive, así lo expuso Michael Lin, cuando uno esté enfermo en casa, portar una mascarilla es una forma importante de proteger a los demás en el hogar. Es decir, reflexionando solo en esta recomendación precisa, una realidad sin ellas parece lejana en este 2021.

“Estar completamente vacunado sigue siendo su mejor arma contra la COVID-19, pero el enmascaramiento aún juega un papel importante para protegerse a sí mismo y a quienes lo rodean”, acotó el especialista de la Universidad Rush.

Según Lin, mantener la inclusión de las mascarillas en los protocolos “puede acercarnos un paso más a poner fin a la pandemia de una vez por todas”; y más al agregar a la ecuación a la variante Delta, que se ha erigido como la dominante en varios sectores del globo.

En conclusión, no se puede dar una fecha a ciencia cierta para un posible anuncio sobre el retiro de las mascarillas; eso dependerá mucho de las políticas públicas y cuántas personas decidan vacunarse o completar su segunda dosis.