Curiosity descubre que la evidencia de vida pasada en Marte puede haber sido borrada

Luego de que la NASA informara sobre la ubicación de una fuente de metano en Marte, indicador clave de vida microbiana, Curiosity renueva las inquietudes con datos inéditos.

La cámara HiRISE a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA capturó esta foto del rover Curiosity el 18 de abril de 2021. Foto: NASA / JPL-Caltech / UArizona
La cámara HiRISE a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA capturó esta foto del rover Curiosity el 18 de abril de 2021. Foto: NASA / JPL-Caltech / UArizona
Ciencia LR

En una nueva investigación publicada en la revista Science, expertos del Centro de Investigación Ames de la NASA y otros departamentos, apoyados en datos obtenidos por el periplo del rover Curiosity, descubrieron que la evidencia de vida antigua en Marte pudo haber sido eliminada como consecuencia de un proceso llamado diagénesis, la transformación química de los sedimentos (materiales sólidos sobre una superficie).

El astromóvil enviado al cuarto planeta del sistema solar el 26 de noviembre de 2011, que ahora colabora con el rover Perseverance, tomó dos muestras de rocas (lutita antigua) que contenían arcilla de parches del lecho seco de un lago en el cráter Gale y los científicos vieron que un residuo presentaba solo la mitad de minerales arcillosos.

La presencia de arcilla, además de almacenar fósiles microbianos, se relaciona a la vida porque se crea cuando los minerales rocosos desaparecen y se pudren luego de contactar con el agua, un elemento esencial.

La salmuera, el agua súper salada, según los firmantes del artículo en línea, se habría filtrado y la capas de arcilla se desestabilizaron. Luego, el evento natural limpió los restos geológicos y, probablemente, biológicos.

Tom Bristow, autor principal del estudio de la NASA, declaró en un comunicado: “Solíamos pensar que, una vez que estas capas de minerales arcillosos se formaron en el fondo del lago en el cráter Gale, se quedaron así, preservando el momento en el tiempo en que se formaron durante miles de millones de años”.

“Aunque la diagénesis puede borrar los signos de vida en el lago original, crea los gradientes químicos necesarios para sustentar la vida subterránea, por lo que estamos muy emocionados de haber descubierto esto”, agregó John Grotzinger, profesor de geología en el Instituto de Tecnología de California y coautor del trabajo.

Un grupo de científicos había sugerido, a través de un artículo de preimpresión de la plataforma digital Research Square, la ubicación de una fuente de metano en Marte, un gas producido por microbios. Esa búsqueda de Curiosity sirvió para renovar la inquietud del ser humano por saber si el planeta rojo alguna vez albergó vida.