Una nave de la NASA llevará mensajes dirigidos a los humanos del futuro

Después de completar su misión de exploración, la nave Lucy continuará en el sistema solar por cientos de miles de años con importantes mensajes grabados en una placa.

Concepto artístico de la nave espacial Lucy, de la NASA. Foto: NASA
Concepto artístico de la nave espacial Lucy, de la NASA. Foto: NASA
Ciencia LR

En un comunicado del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), se anuncia que la nave espacial de la misión Lucy, a lanzarse el 16 de octubre de 2021, tiene una placa o cápsula del tiempo con mensajes para los humanos del futuro.

Las palabras vertidas en dicha placa constan de mensajes solicitados a premios Nobel de Literatura, poetas laureados de los Estados Unidos —nombrados por el gobierno para componer textos en honor a acontecimientos trascendentales— y otras figuras inspiradoras.

“A estos líderes reflexivos se les pidió que brindaran consejos, palabras de sabiduría, palabras de alegría y palabras de inspiración a quienes pudieran leer esta placa en un futuro lejano”, reza el comunicado de prensa.

La placa se instaló en la nave espacial en una ceremonia en Lockheed Martin Space en Littleton, Colorado, el 9 de julio de 2021, según la NASA.

La placa que llevará el proyecto Lucy. Foto: NASA

La nave Lucy será enviada a la órbita de asteroides troyanos, los que se encuentran atrapados entre la gravedad de Júpiter y el Sol. Son considerados fósiles de la formación de planetas.

“Ninguna nave espacial ha estado jamás en esta población de cuerpos pequeños, llamados asteroides troyanos. Ahora, una nueva misión del Programa de Descubrimiento de la NASA llamada Lucy volará por siete de ellos, más un asteroide del cinturón principal, para estudiar la diversidad de esta población en una sola misión récord de 12 años”, habían descrito los miembros del Centro de Entrenamiento y Visitantes INTA-NASA, en un artículo publicado en febrero del presente año.

Para cuando Lucy, dentro de miles o millones de años, esté obsoleta y flotando en el espacio del sistema solar, nuestros descendientes podrán hallarla y será un espectáculo nostálgico el saber que poco a poco la humanidad fue recolectando conocimientos en su vecindario de la Vía Láctea, a pesar de las actuales limitaciones tecnológicas.

Las placas en las sondas espaciales Pioneer 10 y 11 de los setentas

El 2 de marzo de 1972 y el 5 de abril de 1973 —desde Cabo Cañaveral, en la costa este del estado de Florida— fueron lanzadas dos de las primeras sondas de los programas de exploración de la NASA, llamadas Pioneer 10 y Pioneer 11, con un par de planchas metálicas y mensajes visuales que mostraban qué características definen a los seres humanos.

Placa de la sonda Pioneer 10 donde aparecen un hombre, una mujer, nuestra posición en el sistema solar y cierta información de él. Foto: Wikipedia / NASA / Oona Räisänen / Linda Salzman Sagan

La placa montada en la sonda Pioneer 10. Foto: NASA

A la derecha, en la imagen se muestra a un hombre y una mujer desnudos. El órgano sexual de la mujer no está bien representado; Carl Sagan, celebérrimo divulgador científico y exconductor de Cosmos, sospechaba que la agencia espacial estadounidense había rechazado un dibujo más exacto. En cuestión a la figura masculina, no hubo inconvenientes.

A la izquierda, se daba a entender la posición del Sol respecto a una serie de púlsares. Más abajo, se señala como nuestro lugar de origen a la Tierra, el tercer planeta interior del sistema solar, y una flecha indica hacia dónde se dirigían las Pioneer construidas por el hombre.