EN VIVO - Mirtha Vásquez se presenta en el Congreso para el voto de confianza

Inteligencia de jóvenes nacidos luego de 1975 decae dramáticamente, afirma estudio

En un estudio realizado en Noruega se expuso que la era de masificación digital podría estar acostumbrando al ser humano a enfrentar situaciones menos complejas.

Las computadoras nos han quitado cargas pesadas de trabajo, pero nuestro cerebro necesita siempre ejercitarse para mantener los niveles de inteligencia. Foto: difusión
Las computadoras nos han quitado cargas pesadas de trabajo, pero nuestro cerebro necesita siempre ejercitarse para mantener los niveles de inteligencia. Foto: difusión
Ciencia LR

En un nuevo artículo de investigación publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) se analizó un test de cociente intelectual de jóvenes noruegos, desde 1970 al 2009, y el equipo de autores concluyó que la inteligencia de ese grupo etario está decayendo de generación en generación. Este declive ya había empezado a notarse a partir de la Segunda Guerra Mundial.

Bernt Bratsberg y Ole Rogeberg, del Centro Ragnar Frisch de Investigación Económica de Noruega, demostraron que este hecho no se debe a la genética, sino a comportamientos cambiantes de la sociedad, como por ejemplo las modificaciones en la enseñanza o el olvido de la lectura a causa de la masificación de la cultura digital y el uso indiscriminado de pantallas táctiles.

Pese a que durante el siglo XX el cociente intelectual (CI) estaba aumentando en tres puntos —lo que es llamado ‘el efecto Flynn’—, ese fenómeno ha sufrido un retroceso o tendencia a una actividad cerebral pobre.

“En los últimos años, el efecto Flynn se ha debilitado y revertido en varios países occidentales, lo que ha llevado a la especulación de que el efecto Flynn fue un fenómeno transitorio”, escribieron los firmantes del estudio. Enseguida, los científicos citaron un estudio lanzado en 2016 por el Instituto de Investigación Social del Ulster (Reino Unido) y el Departamento de Psicología, Educación y Estudios Infantiles en la Universidad Erasmus de Rotterdam (Países Bajos).

Después de analizar los 730.000 datos de los jóvenes noruegos en la etapa mencionada, los involucrados en la redacción del estudio se dieron cuenta de que había una disminución de siete puntos por generación respecto a las aptitudes inteligentes. Los nacidos en 1991, por su lado, tuvieron cinco puntos menos que los nacidos en 1975.

Sin embargo, los investigadores consideran que estas mediciones de CI pueden tener sesgos en la era digital. Por esa razón, cabría la posibilidad de obtener otro margen de resultados cuando las pruebas se alejan de los métodos convencionales, pero de eso ya se ocuparán más adelante.

Dos estudios británicos llevados a cabo con antelación advirtieron que la inteligencia humana se reducía entre 2,5 y 4,3 puntos por década.

Incluso un informe de 2013 destacó cómo los hombres y mujeres de la edad victoriana (1837-1901), una época donde la ciencia, el arte y la inventiva alcanzaron su punto álgido, se impusieron a sus descendientes en pruebas que midieron tiempos de reacción por estímulos visuales. En conclusión, nuestros reflejos ahora no son los óptimos.