OMS creará un centro mundial para compartir datos de virus con potencial pandémico

La fase piloto de la infraestructura, con un nivel de seguridad máximo, se lanzará este mes. Luego, se estudiarán más variantes del coronavirus en 2022.

Un virólogo pasando el estricto protocolo de la ducha química para entrar en un laboratorio biológico de Suiza. Foto: referencial / Keystone / Peter Schneider
Un virólogo pasando el estricto protocolo de la ducha química para entrar en un laboratorio biológico de Suiza. Foto: referencial / Keystone / Peter Schneider
Ciencia LR

A través de un comunicado de prensa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció un trato con el Gobierno suizo para poner en funcionamiento un BioHub —organización de investigación sin fines de lucro—, que permitirá mejorar el intercambio de información de virus y patógenos entre los laboratorios de todo el mundo desde la ciudad de Spiez. De esta manera, se analizará si habrá otra pandemia potencial en el futuro.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, expresó: “La pandemia de COVID-19 y otros brotes y epidemias han puesto de manifiesto la importancia de intercambiar rápidamente los patógenos para ayudar a la comunidad científica mundial a evaluar los riesgos y desarrollar medidas para controlar la enfermedad, como medios de diagnóstico, tratamientos y vacunas”.

“Cuando se hayan obtenido los resultados del proyecto piloto, el BioHub se ampliará a patógenos distintos del SARS-COV-2 y sus variantes, y pondrá en contacto a los asociados con otros repositorios y redes de laboratorios en 2022″, se explica en el documento extendido por el máximo ente de salud.

Isabel Hunger-Glaser, jefa de la División de Biología del Laboratorio de Spiez, explicó a detalle el proyecto en una entrevista para el portal web Swissinfo. Ella refirió que el intercambio científico de información sobre patógenos entre los países se enmaraña en un proceso largo de términos administrativos, es decir, falta una mayor agilidad en la gestión.

Cuando le consultaron qué capacidad de influencia tendrá Suiza, la especialista respondió que secuenciarán a los agentes infecciosos y compartirán los resultados solo con entidades cualificadas que cumplan el reglamento.

“Estamos creando un comité asesor con expertos de los Hospitales Universitarios de Ginebra, del Instituto Suizo de Virología e Inmunología y del Laboratorio de Spiez para debatir si una nueva variante concreta es relevante y debe almacenarse en las instalaciones del BioHub”, acotó.

El Laboratorio de Spiez es el único con el nivel de seguridad máximo, por lo que se cuenta, a la fecha, con 40 patógenos, como los agentes causantes del ébola y otras fiebres hemorrágicas, y se han almacenado variantes del SARS-CoV-2.

“Si todo hubiera ido más rápido, tal vez hubiera sido posible detener la propagación de la COVID-19 y la situación ahora sería mejor. Algunos países ya han anunciado su disposición a compartir variantes”, comentó Hunger-Glaser.

Por último, consultada sobre si creía que la pandemia era producto de un virus que ‘escapó' de un laboratorio, la experta aseguró que debemos sumar esfuerzos en controlar la enfermedad y no cuestionar su origen.