VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más
EN VIVO - Atlético de Madrid vs. Alavés por La Liga

Descubren en Israel una misteriosa especie humana que convivió con nuestros ancestros

Este hallazgo podría ser clave para entender los orígenes de nuestra especie. Investigadores señalan que en el lugar de la excavación aún hay decenas de miles de huesos.

Reconstrucción tridimensional de los fósiles hallados en Nesher Ramla (Israel) Foto: U. C.
Reconstrucción tridimensional de los fósiles hallados en Nesher Ramla (Israel) Foto: U. C.
Ciencia LR

Unos huesos fosilizados han sido recuperados de un antiguo sumidero en Israel. El descubrimiento puede pertenecer a un grupo desconocido de humanos extintos que vivieron hace más de 100.000 años.

Un grupo de investigadores desenterró los huesos que yacían con herramientas de piedra, restos de caballos y bueyes salvajes en el sitio prehistórico de Nesher Ramla, cerca de la ciudad de Ramla en el centro de Israel.

Expertos han catalogado el suceso como “un descubrimiento importante”. Los fósiles tienen una combinación distintiva de rasgos neandertales y humanos primitivos que los distinguen del Homo sapiens que vivió en la región al mismo tiempo.

Los autores del estudio consideran que los individuos de Nesher Ramla pudieron haber jugado un papel importante en la historia humana.

Los fósiles neandertales más antiguos se encontraron en Europa y, por tal motivo, los científicos sospechan que los primos perdidos de la humanidad se originaron únicamente en ese continente. Sin embargo, estudios recientes ponen en duda esa suposición.

En la actualidad, se especula sobre la posibilidad de un grupo de humanos hasta ahora misterioso que dio forma a la evolución de nuestros parientes de cejas pobladas.

Los fósiles hallados en Nesher Ramla (Israel). Foto: U. C.

Los humanos de Nesher Ramla

El Homo de Nesher Ramla vivió hace unos 130.000 años y sería uno de los últimos sobrevivientes del grupo. En los restos se muestran rasgos primitivos, sobre todo en el cráneo y la mandíbula. También hay otros muy evolucionados en los dientes que lo acercan a los neandertales posteriores que habitaron Europa.

Los realizadores del trabajo creen que todo lo hallado en esa zona de Israel pertenece a un nuevo grupo humano de preneandertales.

La anatomía de los huesos de Nesher Ramla es más primitiva que la de los neandertales contemporáneos en Eurasia y el Homo sapiens en el Levante. Esto ha llevado a los investigadores a argumentar que el llamado Homo de Nesher Ramla podría ser el grupo esquivo que contribuyó a la evolución neandertal.

“Junto con otros estudios, este trabajo rompe la simple imagen de los humanos modernos que salen de África y los neandertales que viven en Europa. El panorama es mucho más complejo “, dijo el Dr. Yossi Zaidner de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

“La idea es que lo que atrapamos aquí son los últimos supervivientes de una población que contribuyó al desarrollo de los neandertales. Vivían junto al Homo sapiens”, puntualizó.

Zaidner destaca en un segundo estudio publicado en Science que luego de analizar las piedras halladas junto a los huesos humanos se pudo determinar que eran muy sofisticadas.

“La existencia de estas herramientas tan avanzadas nos muestra que los Homo de Nesher Ramla tenían una capacidad cognitiva muy avanzada. También implica que tuvo que haber un intercambio de conocimiento entre ellos y los sapiens, probablemente sentados al calor de una hoguera”, describió.

La excavación en Nesher Ramla finalizó en 2011 y aún hay decenas de miles de huesos de animales que se encuentran pendientes de analizar. La investigadora de la Universidad Hebrea de Jerusalén considera probable que haya alguno que sea humano que esté por descubrirse.