Un potencial fármaco intranasal protege contra la COVID-19, gripe y otras infecciones

Los investigadores indican que se podría administrar poco después de una posible exposición al virus o antes de ingresar a un entorno de alto riesgo.

Molécula que activa la inmunidad innata podría usarse en un inhalador, dicen los autores del estudio. Foto referencial: AFP
Molécula que activa la inmunidad innata podría usarse en un inhalador, dicen los autores del estudio. Foto referencial: AFP
Ciencia LR

Uno de los mayores desafíos de esta pandemia ha sido conseguir un medicamento enfocado específicamente en combatir la COVID-19. Esto se debe a que el virus que la causa, el SARS-CoV-2, es relativamente nuevo para la ciencia. Sin embargo, un equipo de investigadores de la Universidad de Massachusetts (UMass) ha identificado una molécula que tiene el potencial de proteger contra esta y otras infecciones respiratorias al administrarse por vía intranasal.

Se trata del compuesto diABZI-4, cuya sorprendente capacidad protectora se debe a que estimula la inmunidad innata, la primera línea de defensa del sistema inmunitario. Esta respuesta es más general, ya que identifica cualquier patógeno —ya sea una bacteria, un virus o un hongo— y liberan proteínas para atacarlos.

Las vacunas, en cambio, tienen como objetivo activar la inmunidad adaptativa, compuesta por linfocitos que ‘recuerdan’ un tipo específico de invasor —como el coronavirus— y producen anticuerpos contra él o destruyen las células infectadas.

Durante una infección, la inmunidad innata estimula la inmunidad adaptativa para actuar en conjunto. Sin embargo, el SARS-CoV-2 posee mecanismos que le permiten evitar la activación de esa primera línea de defensa, motivo por el cual este coronavirus tiene tanto éxito en lograr infectar nuestras células.

Partícula de SARS-CoV-2 ingresando a una célula a través de receptor ACE2. Foto: NIAID

¿Cómo funciona diABZI-4?

De acuerdo con el nuevo estudio publicado en Science Immunology, la molécula diABZI-4 activa el sistema de alarma de la inmunidad innata cuando se une a las células, las cuales comienzan a producir proteínas interferón I, que atacan las partículas de SARS-CoV-2 y alertan al resto del sistema inmunitario para actuar antes de que el coronavirus se multiplique en el cuerpo.

Los científicos de la UMass observaron este proceso en células pulmonares humanas. Asimismo, lo administraron mediante un inhalador a ratones antes o después de la infección por coronavirus. En ambos casos, los roedores quedaron completamente protegidos contra la enfermedad grave.

“Fue algo asombroso”, dijo en un comunicado Fiachra Humphries, autor principal de la investigación. “Una sola dosis pudo proteger al cien por ciento de los ratones de una enfermedad grave”, agregó.

En ese sentido, diABZI-4 tiene el potencial de convertirse en un fármaco de acción inmediata para la prevención y tratamiento de la infección temprana.

“Potencialmente, podría tomarlo a través de un inhalador poco después de una posible exposición o incluso de manera preventiva antes de ingresar a un entorno de alto riesgo, como un avión. Tendría un refuerzo antiviral de corta duración en su sistema inmunológico que eliminaría cualquier partícula viral antes de que la infección se establezca”, dijo el profesor de medicina.

Los spray nasales se han convertido en una alternativa para administrar fármacos contra la COVID-19. Foto: difusión

Para la actual y futuras pandemias

El equipo destaca que esta molécula es estable a temperatura ambiente y se puede producir con relativa facilidad. Además, indican que podría ser incluida en el contenido de las vacunas contra la COVID-19 para ofrecer una protección a corto plazo hasta que la inmunización comience a hacer efecto.

Los expertos también demostraron que la respuesta antiviral generada por esta molécula también protegía contra la gripe y el herpes simple. “En última instancia, esto podría tener aplicaciones antivirales muy amplias”, sostuvo Humphries.

“Será necesario trabajar en el futuro para determinar la dosis y los medios de administración adecuados para el uso de diABZI-4 en humanos”, escribieron los autores.

No obstante, ya resaltan “su potencial para el tratamiento de futuras pandemias causadas por patógenos respiratorios en humanos”.