VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más
LO ÚLTIMO - Minsa y expertos evaluarán este martes condiciones para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

Descubren más detalles del misterioso primer microsegundo del Big Bang

Mientras más se retrocede hacia el momento de la gran explosión, todo se vuelve más nebuloso y esquivo, sin embargo, los científicos están siguiendo rastros reveladores.

Representación artística del Big Bang, el instante primordial desde donde surgió el espacio-tiempo. Foto: difusión
Representación artística del Big Bang, el instante primordial desde donde surgió el espacio-tiempo. Foto: difusión
Ciencia LR

La Universidad de Copenhague (Dinamarca) en conjunto con un amplio número de casas de estudios en diversas partes del mundo ha estudiado a profundidad una sustancia llamada Quark-Gluon Plasma (QGP), el primer indicio de materia que habría existido durante los primeros 0.000001 segundos del Big Bang y que luego desapareció a causa de la expansión del espacio-tiempo.

Los resultados del proyecto colaborativo denominado ALICE (A Large Ion Collider Experiment) esbozaron una historia de cómo el plasma evolucionó en el universo temprano.

Este artículo referido a la física primordial se halla en la revista Physics Letters B.

You Zhou, profesor asociado del Instituto Niels Bohr de Dinamarca, explicó que el plasma que constaba de quarks (materia indivisible) y gluones (partículas hipotéticas) se separó debido a la expansión caliente del universo.

“Luego, los trozos de quark se reformaron en los llamados hadrones. Un hadrón con tres quarks produce un protón, que es parte de los núcleos atómicos. Estos son los bloques de construcción que constituyen la tierra, nosotros mismos y el universo que nos rodea”, prosiguió exponiendo el experto.

Los investigadores decidieron recrear ese momento mediante el Gran Colisionador de Hadrones en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), en Suiza, y recolectar así pistas de lo sucedido hace más de 13.700 millones de años.

Según Zhou, el colisionador permitió ver cómo cambió el QGP tras el Big Bang, desde conformar su propia materia hasta desarrollar los núcleos atómicos y los componentes básicos de la vida.

“Durante mucho tiempo, los investigadores pensaron que el plasma era una forma de gas, pero nuestro análisis confirma la última medición del hito, donde el Colisionador de Hadrones mostró que QGP era fluido y tenía una textura suave como el agua”, dijo.

Los científicos se han tardado aproximadamente 20 años —conforme a las palabras de Zhou— en averiguar que el QGP era fluido antes de otorgar la receta de la vida. Esto puede significar un detalle infinitesimal, pero al recordar que no hay tanta información acerca de la materia del universo en esa etapa, el hallazgo podría ser el punto de quiebre para resolver un enigma que parece lejano.