Astrónomos intrigados por la evolución de una mancha de Júpiter

Europa Press

Observaciones de la nave Juno sobre la "mancha de Clyde". Fotos: NASA
Observaciones de la nave Juno sobre la "mancha de Clyde". Fotos: NASA

Hace apenas un año se descubrió esta región. Lo que observan ahora es muy diferente.

Publicidad

El 15 de abril, durante su sobrevuelo 33 de Júpiter, la nave Juno de la NASA capturó la intrigante evolución de una característica en la atmósfera del planeta gigante conocida como “la mancha de Clyde”.

La característica lleva el nombre informal del astrónomo aficionado Clyde Foster of Centurion, Sudáfrica, quien la descubrió en 2020 usando su propio telescopio de 14 pulgadas.

El 2 de junio de 2020, solo dos días después del descubrimiento inicial de Foster, Juno proporcionó observaciones detalladas de la mancha de Clyde; los científicos determinaron que era una columna de material de nubes que erupcionaba sobre las capas superiores de la atmósfera de Júpiter justo al sureste de la Gran Mancha Roja, que en la actualidad es aproximadamente 1,3 veces más ancha que la Tierra.

Estos poderosos brotes convectivos ocurren ocasionalmente en esta banda de latitud, conocida como el Cinturón Templado Sur. La corriente de nubes inicial disminuyó rápidamente y en unas pocas semanas se vio como una mancha oscura, informó la NASA.

Muchas características en la atmósfera altamente dinámica de Júpiter son de corta duración, pero la imagen de abril de 2021 captada por el instrumento JunoCam reveló que casi un año después de su descubrimiento, el remanente de la Mancha de Clyde no solo se había alejado de la Gran Mancha Roja, sino que también se convirtió en una estructura compleja que los científicos denominan región filamentosa plegada.

Esta región tiene el doble de latitud y el triple de longitud que la mancha original y tiene el potencial de persistir durante un período de tiempo prolongado.