Encuentran en Australia una polilla gigante tan pesada que no puede volar

Los machos vuelan a distancias cortas para buscar una polilla hembra, que tienen el doble de tamaña respecto a ellos, y aparearse. Luego de ello, mueren.

Imagen de la polilla gigante de madera, un insecto que vive poco luego de aparearse. Foto: Mount Cotton State School
Imagen de la polilla gigante de madera, un insecto que vive poco luego de aparearse. Foto: Mount Cotton State School
Ciencia LR

Un grupo de constructores que trabajaban en Mount Cotton State School, una escuela de Queensland, Australia, hallaron a una polilla de madera gigante (Endoxyla cinereus) que es raramente vista porque mueren rápidamente tras el apareamiento, dio a conocer el portal Live Science. Incluso el animal es tan pesado que no puede alzar vuelo.

Luego de elaborar un registro fotográfico ante la sorpresa de ver a ese ejemplar, la polilla fue devuelta a su hábitat, en una colindante selva tropical.

Según las fichas informativas de insectos elaboradas por el Museo Australiano, disponibles en su página web, algunas hembras pueden pesar hasta 30 gramos. Las orugas de la polilla de madera se alimentan de las raíces de las plantas, pero de adultos no consumen nada, pues su periodo de vida es corto.

“Pueden pasar hasta un año dentro del árbol antes de emerger como polillas. Las pequeñas orugas recién emergidas bajan al suelo sobre hilos sedosos (...). Las hembras pesadas ponen unos 20.000 huevos diminutos antes de morir”, se describe en la misma enciclopedia en línea.

Meagan Steward, la directora de la escuela, expresó a través de un comunicado que, aparte del ejemplar encontrado, también los visitan koalas, patos, ranas, serpientes, zarigüeyas y tortugas.

De acuerdo con el Museo Australiano, las larvas de estos insectos se denominan ‘larvas de bruja’ y suelen vivir en hondonadas boscosas de ese país y Nueva Zelanda.

El reconocido medio estadounidense The New York Times consultó a Floyd W. Shockley, entomólogo del Museo Nacional de Historia Natural en Washington, sobre el tamaño de las polillas más grandes. Él mencionó a la polilla blanca de la bruja en Sudamérica por encima de la encontrada en Australia, la cual llega a medir 30 centímetros.

W. Shockley dijo, además, que las Endoxyla cinereus se pueden comer crudas o cocinadas, y su sabor se parece al de las almendras.

Como la Mount Cotton State School de Australia estaba cerrada al momento de fotografiar a la polilla, los alumnos se perdieron la experiencia.