ESA anuncia misión para eliminar basura espacial en el 2025

Los restos del cohete chino que cayeron en el océano Índico han despertado la preocupación sobre el ingreso de desechos en la atmósfera terrestre.

Este es el robot de cuatro brazos de ClearSpace-1 capturando un escombro espacial del 2013. Foto: ClearSpace SA
Este es el robot de cuatro brazos de ClearSpace-1 capturando un escombro espacial del 2013. Foto: ClearSpace SA
Ciencia LR

La Agencia Espacial Europea (ESA) anunció el lanzamiento de una misión para remover la basura espacial que orbita la Tierra en 2025 junto con la empresa suiza ClearSpace. Esta iniciativa es pensada como una solución frente a inconvenientes futuros, como la caída de los escombros del cohete chino Long March 5B ocurrida este domingo 9 de mayo.

ClearSpace-1 será el nombre del proyecto tecnológico que constará, en principio, de un robot de cuatro brazos. Este mecanismo buscará capturar un adaptador de carga útil secundaria dejado por el lanzador Vega de la ESA, a unos 800 kilómetros sobre nuestro planeta, en el año 2013. Luego, en su reingreso a la atmósfera, ambos se quemarán.

En diciembre de 2020, Jan Wörner, en ese momento director ejecutivo de la ESA, mencionó: “Con el número total de satélites que aumentará rápidamente en la próxima década, las remociones regulares se están volviendo esenciales para mantener los niveles de escombros bajo control, para prevenir una cascada de colisiones que amenazan con empeorar el problema de los escombros”.

Los desechos espaciales representan un riesgo para la seguridad humana por ser un estorbo potencial contra nuevas misiones de exploración, ya que los satélites inactivos y piezas de separación se mueven a velocidades vertiginosas. Incluso tienen el potencial de chocar contra construcciones funcionales.

Luc Piguet, fundador y director ejecutivo de ClearSpace, expresó que su diseño de ‘grúa’ estará disponible en el momento en que se requiera beneficiar a la industria espacial. “Nuestro objetivo es construir servicios en órbita asequibles y sostenibles”, declaró.

ClearSpace dependerá también de otros inversores para cubrir los altos costos. La Iniciativa de Espacio Limpio y el Proyecto de Remoción Activa de Escombros / Servicio en Órbita (ADRIOS) de la ESA darán más brazos robóticos, tecnologías de navegación, sistemas de control, inteligencia artificial y una guía avanzada.