Hallan coronavirus en tejido del pene y lo vinculan a disfunción eréctil grave

Científicos detectaron el virus de la COVID-19 en el tejido del pene de recuperados que comenzaron a padecer disfunción eréctil después de la infección.

Partícula de coronavirus hallada en el tejido del pene de un recuperado de COVID-19. Foto: Ranjith Ramasamy
Partícula de coronavirus hallada en el tejido del pene de un recuperado de COVID-19. Foto: Ranjith Ramasamy
Ciencia LR

Un equipo de investigadores de la Universidad de Miami ha detectado la presencia del SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, en el tejido del pene de personas que se habían infectado meses atrás. El hallazgo podría estar relacionado con casos de disfunción eréctil grave entre los recuperados.

“En nuestro estudio piloto, encontramos que los hombres que anteriormente no se quejaban de disfunción eréctil desarrollaron una disfunción eréctil bastante grave después de la aparición de la infección por COVID-19”, dijo Ranjith Ramasamy, director del Programa de Urología Reproductiva de la Escuela Miller y autor del artículo de investigación publicado en la Revista Mundial de Salud Masculina.

Ramasamy y sus colegas recolectaron tejidos de pene de cuatro hombres que se sometieron a una cirugía de prótesis debido a la disfunción eréctil grave. Dos de ellos tenían antecedentes de infección por COVID-19. Se habían contagiado entre seis y ocho meses antes del estudio. Uno había sido hospitalizado y el otro padeció síntomas leves.

Detectaron partículas de coronavirus en las muestras de los hombres que habían sido infectados. Asimismo, solo ellos tenían evidencia de disfunción endotelial.

La disfunción endotelial es una afección en la que el revestimiento de los vasos sanguíneos pequeños no realiza todas sus funciones con normalidad. En consecuencia, los tejidos suministrados por esos vasos podrían sufrir daños.

Los autores plantean que la infección generalizada por COVID-19 desemboca en la disfunción endotelial. Esto, sumado a la presencia del virus en el tejido del pene, podría estar provocando una forma grave de disfunción eréctil.

Para Ramasamy, su estudio “sugiere que los hombres que desarrollan la infección por COVID-19 deben ser conscientes de que la disfunción eréctil podría ser un efecto adverso del virus”.